La Facultad Regional Rafaela se prepara para su Asamblea

''

Cumpliendo con sus medidas estatutarias y mediante la resolución número 305/2017 la Universidad Tecnológica Nacional, sede Rafaela, convocó a la Asamblea de Facultad para la elección de Decano y Vicedecano, el próximo jueves a partir de las 20:00 en el SUM Remigio Menara. Los asambleístas deberán presentarse, con DNI, hasta las 19:45, para elegir a las máximas autoridades para el próximo período que arrancará en mayo de 2018 y se extenderá por 4 años.

Se trata de una elección indirecta a través de los consejeros provenientes de los 4 claustros, que son renovados por votación cada 2 años. Allí están representados los docentes, los alumnos, los graduados y los no docentes, quienes votarán en el momento al decano y al vicedecano.

El Ing. Oscar David, que cumplirá en mayo 8 años en el decanato de la Facultad Regional Rafaela, reúne en la previa el consenso necesario y se perfila con la intención de encarar un nuevo mandato. La propuesta incluye además la continuidad del Ing. Miguel Crispín como vicedecano. Hasta el día de ayer no se conocía una oposición para acceder a la conducción de la Facultad.

Ante esta situación dialogamos con el Ing. David, quien nos informó que “como ocurre cada 4 años, como lo dice nuestro estatuto, tenemos que renovar autoridades, en el caso de todas las facultades regionales de la UTN decano y vicedecano. Son cargos electivos y se eligen justamente a través de la asamblea de facultad, compuesta por todos los departamentos y el Consejo Directivo. 80 personas que van a estar presentes en la asamblea”. “La expectativa es una postulación para un nuevo mandato, con el equipo de trabajo que venimos desarrollando en la facultad desde hace unos años”, completó el actual decano.

Respecto de las intenciones del grupo que representa el ingeniero puntualizó que “cuando nos reunimos con todo el equipo, que en definitiva termina siendo una fuerza política dentro de la facultad, un grupo heterogéneo pero con el que hemos trabajado de manera organizada y ordenada desde hace varios años, es lo que nos motiva a seguir. A decir intentemos un nuevo período y completemos los objetivos que no se han podido cumplir en estos años. Estamos muy conformes y orgullosos de cómo está hoy la facultad, pero siempre hay algo que uno puede hacer”.

Al margen del crecimiento en la infraestructura y la oferta académica, se evidencia también un crecimiento importante en lo que tiene que ver con la vinculación con el territorio. Al respecto Oscar manifestó que no solo perciben esa situación “sino que en realidad lo hemos planteado como una política. Para nosotros la universidad abierta, con mucha extensión, con un relacionamiento con las instituciones es fundamental. No entendemos desde la gestión que la universidad pueda ser cerrada y simplemente un espacio académico. Es para nosotros lo más importante la parte académica y las carreras, pero formamos parte de una sociedad, de una región y además demanda de la universidad una actitud de este tipo. Eso lo venimos aplicando desde hace bastante tiempo y es uno de los ejes de trabajo más intensos que vamos a tener. Ya hoy existe un entramado y una cantidad de relaciones y espacios donde la universidad está trabajando, pero creemos que también eso se puede ampliar”.

Lo consultamos sobre la significancia que ha tenido este rol para su persona y el ingeniero fue concreto: “Claramente un crecimiento personal y una formación como dirigente a partir de participar de distintos espacios. La Universidad Tecnológica es muy particular, tiene facultades que no están en un solo lugar, sino que está en todo el país. Eso obliga a conocer distintas realidades. Cuando nos reunimos, que es parte de nuestras funciones, vivimos todas esas realidades, nosotros participamos de espacios que tienen que ver con la ingeniería y eso es un crecimiento personal y una formación como dirigente invalorable. Después está la satisfacción de percibir el crecimiento de la institución. Que si bien es prácticamente una obligación como dirigente, confluyen muchos factores para que eso se dé. Eso genera también una satisfacción y un compromiso con toda la comunidad universitaria”.

Respecto de la posibilidad de continuidad al frente de la Facultad adelantó que “vivimos desde hace un tiempo un proceso de consenso dentro de la facultad, que nos lleva a esta asamblea también con esa posición. Participan la gran mayoría de las personas interesadas, así que yo creo que no vamos a tener ninguna situación extraña en la asamblea. Creemos que se va a dar con total normalidad”.