Exitosa ablación múltiple en el Hospital “Dr. Jaime Ferré”

''

Comandado por el Dr. Alfredo Fessia, responsable SIES 107 de la Región II, se desarrolló en la mañana de ayer con total éxito en el Hospital “Dr. Jaime Ferré” de nuestra ciudad una ablación múltiple de órganos de un masculino de 26 años oriundo de la localidad de Tostado que el pasado domingo decidió tristemente quitarse la vida.

El cuerpo del joven ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva del nosocomio en la madrugada del domingo, donde se constató luego de todos los estudios pertinentes la muerte cerebral. Así se llegó a la posibilidad de concretar este proceso previo consentimiento de los familiares, con los procedimientos legales pertinentes, con todos los papeles avalados y firmados por Fiscalía desde la mencionada ciudad del norte provincial.

Los familiares llegaron en el lunes, donde fueron recibidos por personal y directivos del efector, quienes los contuvieron y brindaron explicaciones detalladas sobre en qué consistía la ablación.

Asimismo, representantes del CUDAIO también se hicieron presentes desde el mediodía de la misma jornada, y desde entonces se encontraban trabajando intensamente conjuntamente con el equipo de la Fundación Favaloro, del Hospital Británico y de la ciudad de Santa Fe para lograr concretar la ablación de cuatro órganos: corazón, riñón, hígado y córnea. “Se hizo el intento por lograr también recuperar el pulmón, pero es un órgano muy débil y no se alcanzó. De todas formas estamos muy conformes”, explicó el doctor Jorge Bertram, director del Hospital.

Para Bertram, es importante destacar “este acto tan fuerte que han decidido los familiares llevar adelante, con el acompañamiento del personal del CUDAIO y de nuestro hospital, haciendo que hoy nuestro efector se encuentre viviendo un momento histórico”.

Porque más allá de la tristeza que significa que un joven haya tomado tan trágica decisión, “hoy observamos a nuestros médicos y enfermeros trabajando para que esto se desarrolle perfectamente organizado, con todos los tiempos en orden y acorde al procedimiento”, agregó el profesional, quien a su vez reconoció que todos los que forman parte de este hecho “somos conscientes de que estamos salvando la vida de otras personas, que en un futuro recibirán estos órganos. Por eso también es valioso considerar la importancia de la donación. No hay que tener miedo a tomar estas decisiones”.

En el mismo sentido destacó que “lo más importante, como médico que somos, es la satisfacción que genera el hecho de poder concretar una ablación y dar vida”.

Bertram detalló seguidamente que “no hemos dormido, nos pasamos la noche entera acompañando al equipo”, y que sufrieron una baja de tensión durante la madrugada que había afectado la computadora de Terapia Intensiva, que era la que llevaba adelante la diagramación en red para comunicar la donación en sí. Cerca de las 4 de la mañana, por tanto, se comunicaron con el Encargado de Informática, que se llegó de inmediato hasta el efector para solucionar rápidamente el problema.

“Por eso contar con un verdadero equipo de trabajo nos llena de felicidad, al mismo tiempo que saber que se brinda calidad en la atención y que sale todo de la salud pública. Es un orgullo”, finalizó.