China apuesta a incrementar inversiones en el país

''

El funcionario oriental participó en un panel del MC11 Business Forum que sesionó en el porteño Centro Cultural Kirchner en el marco de la 11ª Conferencia Ministerial de la OMC (Organización Mundial del Comercio), junto con representantes de la Unión Europea, Japón y el canciller argentino Jorge Faurie.

Shouwen anticipó que su país lanzará una agencia de importación e importación durante una mega muestra programada para los días 5 a 10 de noviembre del año próximo en Shanghai, “para que todas las empresas exhiban sus productos y servicios, y puedan certificar y sondear las necesidades de consumidores en China”. 

“China se abrirá aún más a inversiones extranjeras en manufacturas, servicios y los sectores financiero, de salud, educación, de vehículos con nuevas energías, lo que traerá nuevas oportunidades”, evaluó. 

A la vez, continuó el ministro, “también se ampliará la inversión china hacia otros países, que ya suma US$ 170.000 millones, en un proceso que incluye a la Argentina y que crece a gran velocidad”. 

Advirtió, sin embargo, que “muchos países en desarrollo quieren más inversión extranjera directa, pero los inversores dudan porque no están seguros de los regímenes específicos y la transparencia de los sistemas en los países anfitriones”.

El funcionario chino pidió en ese sentido “que nos ayuden a elaborar sugerencias concretas, para que puedan conversarse en las reuniones de la OMC para beneficio de inversores y receptores”.

Sostuvo luego que China “va a respaldar el funcionamiento de la OMC y respaldará todos los acuerdos de libre comercio”. 

Shouwen recordó que el año pasado se firmó un acuerdo de cooperación con la OMC para renovar los requerimientos sobre protocolos, y remarcó que “China va a ser más abierta y prestará más atención al desarrollo innovador y tecnológico”.

El ministro llamó la atención sobre el crecimiento del comercio electrónico, que este año representa unos US$ 25.000 millones, y resaltó que cada día se manejan unos 18 millones de paquetes para compradores de todo el mundo, lo cual representa un “enorme potencial” y grandes oportunidades de negocios. 

“Vmos buenas perspectivas para el comercio mundial: hoy no hace falta que un país sepa cómo fabricar un auto o un avión, puede fabricar repuestos; mientras los servicios son sólo un cuarto del intercambio, pero muchos servicios que ahora no son comerciables lo serán en el futuro”, concluyó Shouwen.