Rescataron a una adolescente víctima de trata

''

Ayer, en inmediaciones de la terminal de colectivos de la ciudad de Paraná, en un operativo conjunto (Policía de Entre Ríos y Policía de Santa Fe), rescataron a una joven de 14 años que había sido arrancada de su hogar en Santa Fe por un hombre de 49, al cual arrestaron en el lugar.

Todo había empezado el domingo cuando una mujer denunció que su hija adolescente había sido llevada de su casa por un hombre de 49 años. En ese marco, la oficina de Trata de Personas y de Violencia de Género de la Policía de Investigaciones (PDI) informó al fiscal Marcelo Fontana. Este funcionario judicial, con la premura de la situación por la vulnerabilidad de la víctima y los riesgos implícitos respecto del presunto tratante, ordenó una investigación exhaustiva, sigilosa y confidencial.

En ese marco surgió que era probable que el hombre hubiera cruzado el túnel subfluvial rumbo a la ciudad de Paraná, junto con la muchacha. Los efectivos santafesinos alertaron y pidieron colaboración a sus pares de Entre Ríos. Los vigilantes paranaenses se enteraron que un hombre mayor intentaba alojarse con una menor en uno de los hoteles próximos a la terminal de colectivos, pretendiendo que era familiar de la chica, pero no lo aceptaron porque no poseía documentos que avalaran esa situación. Y tampoco consiguió pasajes en colectivos de línea a la hora de viajar a la provincia de Misiones, estimándose la consumación del delito de “trata de personas”, común en la frontera con Paraguay y Brasil.

La búsqueda se intensificó en la zona de la terminal de colectivos de Paraná, y desde Santa Fe, habían viajado dos oficiales que una vez arribados a la vecina ciudad, trabajaron en conjunto con los agentes de Entre Ríos, hasta que finalmente descubrieron al hombre con la chica en uno de los bares de la zona. La menor fue resguardada inmediatamente, y el hombre arrestado y alojado en una comisaría de la zona céntrica de Paraná.

El procedimiento conjunto entre fuerzas policiales entrerrianas y santafesinas, contó con la coordinación y el trabajo de los fiscales Marcelo Fontana del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe y con el fiscal Leandro Dato de la Justicia entrerriana, y al imputado se lo acusa de “privación ilegítima de la libertad por el ocultamiento de una menor con pedido de paradero activo”, el que mediante exhorto entre jueces de ambas provincias será trasladado por una comisión a la capital santafesina.