Irán confirmó los motivos del pacto que firmó con Cristina

''

El canciller Jorge Faurie recibió el 4 de noviembre una carta oficial de su par iraní, Mohammad Javad Zarif, en la que el diplomático le informa que el Memorándum de Entendimiento entre la Argentina e Irán por la Causa AMIA llegó a ponerse en vigencia y sostiene que el texto del acuerdo implicaba el levantamiento de las alertas rojas de Interpol que pedían la captura internacional de los iraníes acusados por la voladura de la mutual judía en 1994.

En la carta enviada a Faurie, el gobierno de Irán relata que “…inmediatamente después de la firma del memorándum, los entonces ministros de Exteriores de Irán y la Argentina, cumpliendo con el artículo 7 del mismo, remitieron una carta conjunta al Secretario General de Interpol refiriéndose al acuerdo alcanzado entre los dos países para colaborar a nivel bilateral, solicitaron a Interpol poner fin a las obligaciones de esa institución con respecto a la causa AMIA”.

El artículo 7 del Memorándum decía que “este acuerdo, luego de ser firmado, será remitido conjuntamente por ambos cancilleres al Secretario General de Interpol en cumplimiento a requisitos exigidos por Interpol con relación a este caso”.

La carta, a cuya traducción y texto original accedió Clarín, da por tierra con las argumentaciones de Cristina Kirchner y de su ex canciller Héctor Timerman -la primera con pedido de detención suspendido por su fueros parlamentarios y el segundo detenido en su domicilio- para defender su papel en el Memorándum. Cristina y Timerman siempre negaron que uno de los objetivos del pacto con Irán haya sido el levantamiento de los pedidos de captura internacional de los cinco ciudadanos iraníes -tres de ellos ex funcionarios del régimen de Teherán- acusados por la justicia argentina de participar del atentado.

Ese mismo punto fue la base de la acusación del juez Claudio Bonadio, que la semana pasada pidió el desafuero y la captura de la senadora Kirchner, dictó la prisión domiciliaria de Timerman, y encarceló al ex secretario Legal y Técnico del kirchnerismo, Carlos Zannini, al ex funcionario Luis D’Elía, al ex jefe de Quebracho Fernando Esteche y al operador iraní Jorge Youssuf Khalil. Bonadio es quien investiga la denuncia de encubrimiento del atentado de la AMIA que presentó el fiscal Alberto Nisman poco antes de ser encontrado muerto de un tiro en su departamento, en circunstancias aún no determinadas en forma plena por la Justicia.

La carta de Javad Zarif a Faurie debilita el otro argumento de la defensa de los acusados en la causa: que el entendimiento entre los dos países nunca llegó a ponerse en práctica. Según la palabra oficial del canciller iraní, “efectuar dos rondas de conversaciones entre los expertos en Zürich, Suiza, en noviembre de 2013 y en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, en marzo de 2014, sobre dicho memorándum es indicativo de que el mismo ha sido objeto de cumplimiento por ambas partes”.

En ese mismo sentido, el segundo párrafo de la misiva escrita en farsí – que responde a una requisitoria de la antecesora de Faurie, Susana Malcorra- el canciller iraní dice con respecto al acuerdo que “siguiendo la voluntad política de ambos gobiernos las instituciones legislativas y competentes de ambos países lo corroboraron y lo confirmaron”.

Sin embargo, a pesar de que Irán dio por cumplida la puesta en vigencia del acuerdo, el texto fue declarado inconstitucional en la Argentina y Teherán nunca permitió que fueran interrogados los prófugos iraníes.

Fuentes de la Cancillería confirmaron que el texto de la carta recibida por Faurie fue remitida al juzgado de Bonadío.