El peligro de llegar en forma al verano

''

Llega diciembre, se aproxima la temporada de malla y cada ves somos mas quienes nos desesperamos por bajar los kilos de mas antes de que nos sorprenda enero y la pileta o playa con todos los riesgos estéticos que ello conlleva.

Sin embargo esta obsesión por poseer el cuerpo deseado en tiempo récord tiene sus riesgos, uno de ellos es la rabdomiólisis, también llamada “ruptura del tejido muscular”.

¿Qué es?

Según Infobae la rabdomiólisis se produce cuando la fibra muscular de daña por la contracción sostenida producto de un estimulo exagerado. Esto libera una proteína llamada miglobina que obstruye los tubulosa renales y eleva el nivel de creatina-fosfocinasa una sustancia dañina para los riñones que se evidencia por una orina muy turbia y amorronada.

Cuando realizamos actividades físicas que exceden las capacidades que el propio cuerpo puede tolerar se producen rupturas microscópicas en el musculo, estas pueden ser producto de ejercicios comunes como el spinning o el running o de aquellos mas exigentes como practicar maratones.

Uno de los primeros indicadores de la enfermedad es la presencia de dolores musculares fuertes después de realizar actividad física y orina oscura en las siguientes 12 horas. Con fiebre en algunas casos y aun mas raro pero posible daños en los riñones con la necesidad de diálisis para suplir el mal funcionamiento del organismo.

En los casos leves el periodo de recuperación de la enfermedad es aproximadamente dos semanas antes de volver a poder realizar actividad física pero en algunos casos mas graves el período de descanso se puede extender. Como siempre lo conveniente es consultar con un doctor antes de realizar cualquier actividad.

¿Cómo lo evitamos?

La clave para evitar este problema como la mayoría de los riesgos de la practica de deportes y ejercicios es el ir gradualmente, los cambios físicos requieren constancia y paciencia y no se producen de un día para el otro.

Según una experta en nutrición un entrenamiento se debe medir y el aumento solo se puede producir gradualmente, ademas un musculo tiene una “memoria” de 72 horas promedio , con lo cual si no se vuelve a entrar antes de ese tiempo toda la preparación del musculo se pierde y no se puede aumentar la intensidad.

Idealmente uno debe de saber que es lo que quiere hacer, ya sea quemar grasas, tonificar o ganar masa muscular y asesorarse con un experto/a que sera quien le dara una rutina de ejercicios que le permita alcanzar su objetivo de una manera que preserve su salud y realizarse chequeos periódicamente.

 

punto biz