Samsung quiere leer la mano

''

Las contraseñas en los celulares tienen los días contados: técnicas como el patrón de desbloqueo son sistemas muy vulnerables y fácilmente descifrables por los “hackers”, al igual que el PIN que hoy protege la mayoría de los móviles.

Es que tan solo cuatro cifras separan a los ladrones de las fotografías más personales, correos electrónicos y toda una información con la que se puede hacer un boceto de las vidas de los usuarios con gran precisión.

Los sistemas biométricos, que emplean el cuerpo como forma de identificar al usuario, son los más seguros y cómodos. Samsung tiene una innovadora solución que pronto podría aplicar en sus móviles.

El registro de una patente reveló los posibles planes de la compañía para asegurar la correcta identidad del usuario y no pasa por el iris ni el rostro, sino por la palma de la mano.

El gigante coreano aplica sistemas biométricos de identificación en sus móviles de alta gama: la identificación por huella, iris o rostro, dejando la puerta abierta a que sea el propio usuario quien escoja el método que le resulta más conveniente.

Te puede interesarReforma tributaria: lanzan descuentos en precios de celulares y beneficios para evitar “efecto notebook” en las ventas
Sin embargo, no hay llegado a consolidar un sistema como único y válido para desbloquear sus dispositivos, como Apple con el novedoso FaceID, un sistema de identificación mediante el rostro que funciona sin asperezas y ha barrido a la autenticación mediante huella.

A través del registro de una patente, los surcoreanos tienen unos planes diferentes para incrementar la seguridad de la información del usuario.

Aunque Samsung no ha emitido ningún tipo de comunicado al respecto, el sistema serviría para recordar al usuario las contraseñas; una especie de gestor de contraseñas pero biométrico y altamente seguro.

Según la documentación presentada de cara al registro de la patente, el fabricante emplearía la palma de la mano del usuario (una forma inequívoca de identificar al usuario), pero no para desbloquear el dispositivo, sino para mostrar las contraseñas.

Según los esquemas, el usuario tendría que colocar el móvil sobre la palma y al autentificar la huella, el dispositivo mostraría parte de la contraseña en la pantalla y el resto sería deducible por el usuario mediante los rasgos de la mano.

Según especuló el diario español El País, sería posiblemente como un CAPTCHA pero aplicado para conocer las contraseñas de forma que éstas no sean visibles para las personas de alrededor.

iprofesional