Tema técnico en Colón: ¿Qué pidió Domínguez?

''

¿Qué fue lo que pasó?, Eduardo Domínguez presentó un proyecto. En el mismo, el entrenador plantea todo lo que vio y lo que entiende que debe modificarse. “Señores, hace un año que estoy en el club y esto es lo que ví mal y lo que tenemos que mejorar”. Palabras más, palabras menos, esto fue lo que le planteó el técnico a los dirigentes.

¿Y lo económico?, es otro tema en el que hay que llegar a un acuerdo. Rebobinando, Colón y Domínguez firmaron a principios de año un contrato hasta el 31 de diciembre con opción a renovarlo por seis meses más. Esa opción la tenía el club, para ejercerla con el 23 por ciento de aumento. Lo hizo en tiempo y forma, pero está claro que se puede “romper” y que quede sin valor. “Si Domínguez se quiere ir, se va”, piensan muchos en Colón, aunque está claro que no es lo que quieren, ni los dirigentes ni el entrenador.

Pues bien, ¿qué hay de lo económico?, dos cuestiones: la primera, que Vignatti quiere renovar el contrato y, de ser posible, hacerlo hasta el último día de su mandato, tal como lo señaló públicamente; la segunda, es que Domínguez quiere un mejoramiento de su sueldo y está a la espera de negociar personalmente con el presidente. “Ni Domínguez le dice a Vignatti cuánto quiere ganar ni Vignatti le dice cuánto le va a pagar, pero lo que correspondería es que Domínguez le pida al presidente y a partir de allí negocie”, confió una fuente allegada a la dirigencia sabalera a El Litoral.

¿Qué otras cosas pide el técnico?:

* Un nexo más cercano con la dirigencia. ¿Domínguez quiere un manager?, es la pregunta que muchos podrían hacerse, pero la respuesta es negativa. Por empezar, sabe que Vignatti no está de acuerdo con esa figura, entonces no correría el riesgo de chocar con el presidente, pero necesita a alguien que esté más cerca del plantel. Para ello, se debería buscar a alguien con tiempo full time para dedicarse a esta tarea, no un dirigente (el que está más cerca del plantel es Horacio Darrás), que muchas veces tiene que estar ocupado en sus asuntos personales y no disponible ciento por ciento.

* Domínguez no habría quedado conforme con todo lo que ocurrió con el viaje a Tucumán. Primero se iba a hacer en avión y luego fue en colectivo. Estas cuestiones logísticas se podrían mejorar.

* Otro tema que disgustó al entrenador fue el estado del campo de juego, visiblemente desmejorado en estos últimos tiempos.

* También planteó otras cuestiones que tienen que ver con la parte médica, con el predio y diversas medidas que deberían implementarse para un mejor funcionamiento en general.

Lo bueno de todo esto, es que Colón tiene un entrenador que se ha comprometido con el club, porque más allá de solicitar mejoras -incluso en lo económico-, su pretensión apunta a un crecimiento general del club y a una profesionalización de las áreas.

En definitiva, esto último, lo de la mayor profesionalización, es lo que Domínguez ve como aspecto más positivo y urgente a alcanzar en el lapso breve de tiempo, para que “podamos crecer juntos”, tal como lo expresó el domingo, al finalizar el encuentro con Talleres.

El técnico tiene diagramada la pretemporada, el plantel volverá a entrenar el 4 de enero y luego se irán unos días a Paraná, casi con seguridad, para fortalecer el grupo en la convivencia. También el técnico tiene previstos los amistosos antes del regreso a la actividad (el domingo 28 de enero ante Boca en la Bombonera) y a prepararse para afrontar una triple competencia: Superliga, Copa Sudamericana y Copa Argentina, en un semestre que será muy intenso.