Newell’s en crisis total tras el clásico rosarino

''

Derrota en el clásico, descuento de tres puntos (que pudieron haber sido más) por el Expediente Agremiados – Declaración Jurada, fuga de ídolos, ausencia de referentes en el campo de juego, un entrenador que empieza a ser cuestionado internamente mientras hace lo que puede con la materia prima a disposición… Parece un cuadro de situación muy difícil el de Newell”s, pero hay más y peor. Sí, todavía peor: deportiva, financiera e institucionalmente.

El fondo no aparece y a la crisis detallada hay que sumarle empleados que amenazan con un nuevo paro de actividades, venta de las pocas joyitas del plantel a precio de feria, una Asamblea que terminó con insultos y sillazos, un órgano fiduciario acusado por la oposición de no entender de fútbol y autorizar gastos estrafalarios, una marcha de hinchas programada para hoy que tiene como blanco al presidente Eduardo Bermúdez y, por si fuera poco, la catarata de cheques rechazados que arrecia cada vez con más fuerza. Sí, todo eso. El pronóstico de Newell”s a corto plazo es delicadísimo.

De acuerdo a registros oficiales, a Newell”s le rechazaron cheques por carecer de fondos por más de $50.000.000 en lo que va de 2017, pero el panorama es cada vez oscuro. Durante noviembre, las notificaciones llegaron a un total de $5.018.425,26, lo que marca que el cuadro es cada vez más preocupante.

¿Newell”s ha cancelado cerca de la totalidad o va dando señales de recuperación? Nada más alejado de la realidad. Aún le quedan por levantar más de $29 millones y el recurso extraordinario de la venta de jugadores se vuelve insuficiente a un déficit estructural importantísimo.

Los compradores lo saben y, por citar apenas un ejemplo, Boca estuvo a punto de llevarse a Nicolás Castro, una de las promesas más brillantes del club, por menos de U$S 200 mil. Juan Sforza, capitán del seleccionado sub 15 campeones del último sudamericano, está en la mira del Manchester United y no está sellada su continuidad.

Socios e hinchas se autoconvocaron para realizar una marcha pacífica que tuvo como centro de la crítica al presidente Bermúdez. Los empleados del club analizan realizar un nuevo paro de actividades por deudas (muchos no cobraron octubre). El juez que entiende en el Concurso de Newell”s, Fabián Bellizia, les dijo que no podrá pagarles hasta que ingrese dinero fresco a las arcas del club. Integrantes del plantel volvieron a comunicarse con Agremiados.

El equipo está 24º de 28 en la Superliga y 18º en la tabla de promedios, a 19 puntos de Olimpo, el último que desciende. La lógica sugiere que evitará caer de categoría durante este torneo, pero la aceleración en la debacle deportiva ya lo ubica en una situación delicada de cara a la próxima campaña, de la cual participarán 26 equipos y también contará con cuatro boletos a la B Nacional. Si la presente temporada hubiera terminado este fin de semana, Newell”s arrancaría la 2018/19 a 13 puntos de la zona de descenso y, se sabe: un club, generalmente, primero desciende institucionalmente y luego deportivamente.