Manipulaban un arma y mataron un chico

''

Un adolescente de 14 años falleció ayer a la madrugada luego de varias horas de agonía luego de recibir un balazo en la cabeza en circunstancias confusas. Fuentes de la Fiscalía Regional lo identificaron como Lautaro Ruiz, quien el sábado resultó gravemente herido en un confuso episodio ocurrido en el barrio Tablada que será investigado por la Justicia de Menores ya que el disparo mortal se le habría escapado a una chica que estaba manipulando un arma de fuego.

Según distintas fuentes consultadas, Lautaro fue herido la madrugada del sábado en inmediaciones de 24 de Septiembre y Guerrico, en la zona sur de la ciudad. Del hecho sólo trascendió que el adolescente fue baleado en esa zona de Tablada —no se especificó, pero se indicó que pudo ser en el interior de una vivienda— y luego llevado al Hospital Provincial, desde donde se lo derivó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

El trágico episodio tomó estado público ayer a media mañana cuando los voceros judiciales confirmaron la muerte del chico, que había fallecido a las 3.30. El caso fue derivado al fiscal de Homicidios Adrián Spelta quien ordenó al personal de la Policía de Investigaciones (PDI) las medidas de rigor para el levantamiento de rastros y testimonios. Al respecto, se indicó como importante localizar a algunos amigos que pudieron haber presenciado la escena en la que el Lautaro recibió el tiro en el cráneo.

En ese sentido, según confirmaron voceros del Ministerio de Seguridad de la provincia, personal de la División Homicidios de la PDI concurrió al lugar del hecho donde entrevistó a una mujer que “a viva voz manifestó que el disparo se le habría escapado a su hija y que el arma se la habían llevado del lugar y arrojado”.

En ese marco, “se hizo presente la menor —añadió el portavoz del ministerio— quien confesó que el disparo se le había escapado y que el arma la había llevado la víctima al lugar”. Los pesquisas dieron a conocer las novedades a Spelta, quien ordenó darle intervención al Juzgado de Menores en turno, así como a la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia.

El personal policial aclaró que en el lugar del hecho se llevaron adelante las tareas pertinentes y que no se secuestraron elementos de interés para la investigación, aunque “se constató la presencia de manchas de sangre en distintos sectores de la vivienda”.