YPF aporta a la “lluvia” de divisas

''

Con el objetivo de mejorar el perfil de vencimientos de deuda de la compañía, YPF emitió en las últimas horas Obligaciones Negociables por USD 1.000 millones, que se suman al intenso flujo de divisas financieras por colocaciones soberanas y corporativas.

La petrolera concretó la colocación a través de un bono a 30 años de plazo y la reapertura de otro a 10 años. En el bono a 30 años, con una tasa de 7% anual, la petrolera obtuvo USD 750 millones, mientras que en el plazo más corto -con una tasa de 6,95%- tomó 250 millones de dólares.

A través de un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), la empresa detalló que “una parte de este financiamiento se va a utilizar para hacer una oferta por un bono que vence en 2018 por 861 millones de dólares”, a la vez que calificó a la colocación de “muy buena, teniendo en cuenta que no hay casi registro de emisiones corporativas a tan largo plazo”.

Ambos instrumentos de financiación forman parte del programa global de emisión de títulos de deuda de mediano plazo de la compañía, por un monto total de hasta 10.000 millones de dólares.

Desde Research for Traders indicaron que “las perspectivas a futuro que tiene la compañía mejoran por los aumentos tarifarios energéticos llevados adelante por el Gobierno que impactarán de forma positiva en sus ingresos”.

YPF destacó que “no hay casi registro de emisiones corporativas a tan largo plazo”
“A esto se le suman los nuevos aumentos en las naftas tras la liberación de los precios que se alinearán al plano internacional. Pero la empresa aún se encuentra cara en términos relativos”, añadió el reporte de Research for Traders.

YPF precisó a la CNV que la operación se concretó a través de una Obligación Negociable (ON) clase LIII a tasa fija con vencimiento a 10 años y otra ON clase LIV con vencimiento a 30 años.

El apetito por instrumentos financieros de la Argentina se reflejó en las ofertas recibidas, que más que triplicaron el monto emitido. En la ON a 10 años, la petrolera recibió ofertas por USD 799 millones, de los que tomó 250 millones. En tanto, la ON a 30 años de plazo recibió ofertas por 2.862 millones de dólares.

El colocador local de los títulos fue Nación Bursátil, mientras que a nivel internacional estuvo a cargo de Credit Suisse Securities y Merril Lynch, Pierce, Fenner & Smith Incorporated.

El mes pasado YPF informó que sus ingresos ordinarios alcanzaron los $66.034 millones en el tercer trimestre de 2017, con un alza del 18,2%, en tanto que su resultado operativo alcanzó los $3.050 millones, con una mejora del 89,4% respecto de igual período de 2016.

La producción de hidrocarburos alcanzó los 553,2 barriles diarios de petróleo equivalente, un 4,5% menos que igual período 2016, mientras que la producción de crudo disminuyó un 8,1%, con 227,2 barriles diarios de petróleo equivalente, y la de gas natural también cayó 1,7% hasta 44,1 millones de metros cúbicos por día de gas.

Para el analista técnico Jorge Fedio, de Clave Bursátil, el precio de la acción de YPF, cuyo ADR en Wall Street creció 37% en 2017 (de 16,41 a 22,48 dólares) “técnicamente, no pudo con la resistencia de techo y con un balance flojo se volvió atrás”, a la vez que en el mercado local “la tasa de las LEBAC le juega en contra. Mientras no revierta o se quiebre (la tendencia), nos mantenemos en espera con el wait & see”, es decir mantener el título en cartera.

El presidente de la petrolera, Miguel Gutiérrez, procura mejorar el perfil de la deuda de la compañía, que se está reestructurando para encarar proyectos por varios miles de millones de dólares en el megayacimiento no convencional de Vaca Muerta.

 

IB