Pergolini y su conflicto con el grupo de Cristobal López

''

Mario Pergolini, CEO de Vorterix, envió una extensa carta a sus empleados de la radio en la que les comenta cómo fue el panorama del último año con respecto a la sociedad con Grupo Indalo, que, según el conductor asegura, no se hizo cargo de la deuda que le correspondía.

En diálogo con Teleshow, el conductor dejó en claro que su intención fue contar lo que pasó durante este tiempo, destacar que esta semana estarían los sueldos depositados y que él tuvo que hacerse cargo de la deuda que sus socios no pagaron.

Lo primero que hice/hicimos fue poner al día la deuda con la AFIP que al día de hoy nos embargó la cuenta.
Además, se mostró dolorido por haber tenido que despedir a empleados, entre ellos, amigos de él, para que la emisora pudiera continuar. “Era una carta interna para llevar tranquilidad a la gente que se aguantó un año muy bravo con un socio que no estuvo. Fue una forma de decir que me hago cargo de la situación que no tienen por qué sufrir ellos”, explicó sobre la carta que se hizo pública este lunes en Pamela a la tarde.

A lo largo del texto, Pergolini cuenta cómo fue el proceso que debió afrontar con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y las sensaciones que se le cruzaron cuando analizó la posibilidad de dejar la emisora solo con música.

“Les juro que he trabajado lo más que pude para que esto no pasase, pero hay muchas variables que están cambiando a los medios. He asumido un gran costo económico que le correspondía a otros pagar, pero no puedo permitir que esto siga así”, asegura el CEO de Vorterix en la carta interna a sus empleados.

Tuve que hacer una reducción de personal. Fue doloroso y triste, mucha de la gente que ya no está en Vorterix fueron compañeros de ruta de muchísimos años, pero había que hacerlo.
Aquí, la carta completa:

Llegamos a diciembre, lo cual hace un mes atrás parecía imposible. Recién hoy puedo acercarles a todos una visión general y tener plazos reales sobre el presente de Vorterix que, de alguna manera, es su presente y poder decir cuáles son algunos de los posibles futuros.

Para empezar, quiero decir que me hice cargo de la deuda que Indalo tiene con Vorterix. Como saben el 50% de Vorterix es de Indalo (aunque ahora se llaman Grupo Ceibo….. en fin), no porque yo se los haya vendido sino porque los antiguos socios se lo vendieron sin darme la posibilidad de oponerme o hacer una oferta previa. Igual, cuando pasó me había alegrado ya que peor que los otros socios no podían ser y además eran un grupo con varias radios y dos canales, así que vi un futuro dentro de un grupo que nos potenciarían… pero lamentablemente no pasó.

A los tres meses de esta nueva relación el Grupo Indalo fue intimado por la AFIP a que pague 8.000 millones de pesos que adeudaban en impuestos. Y de ahí en más no pusieron un centavo más. Vorterix nunca estuvo por encima de sus gastos. O sea, siempre fue deficitaria, pero había un plan a seguir durante dos años que nos pondría en un lugar como para competir y ganar dinero. Pero para eso había que poner mes a mes un dinero que yo puse, pero Indalo no y eso acumuló una gran deuda da varios millones de pesos.

Lo que trajo problemas no solo para pagar los sueldos sino también para pagar los impuestos correspondientes. Encima las expectativas de ganancias por publicidad estuvieron por debajo de lo esperado y eso fue…demoledor.

Para resumir y yendo a donde les importa, tuve que tomar una decisión. La primera y más obvia era cerrar Vorterix o dejarlo a su mínima expresión (música) despedir a todo el personal e ir por Indalo vía Judicial para, con suerte si no van a la quiebra, cobrar lo adeudado y ver cómo seguir.

La otra era asumir como perdido la millonaria deuda de mis socios y financiar yo esa parte, que es lo que acabo de terminar de hacer. Por lo tanto, lo primero que hice/hicimos fue poner al día la deuda con la AFIP que al día de hoy nos embargó la cuenta. Una vez pagado eso pasarán unos días (esperemos que no más de 3) se levantan las inhibiciones y podemos pagar sueldos. El pago será el total de lo adeudado hasta el día de hoy a todos.

¿Cómo es el futuro? Hay varios escenarios posibles. Primero tuve que hacer una reducción de personal ya que el 82% de nuestro gasto es en Recursos Humanos. Si seguíamos gastando más de lo que generamos íbamos derecho al precipicio. Fue doloroso y triste, mucha de la gente que ya no está en Vorterix fueron compañeros de ruta de muchísimos años, pero había que hacerlo.

Haré cambios en la programación adaptándola más a como creo que debe ser un medio para las nuevas generaciones y también entender que la inversión va a estar en otros contenidos. Para eso comenzaré una serie de reuniones para avanzar en la idea de cómo va a ser Vorterix el año que viene.

Ya casi se cerró el acuerdo con Flow, lo cual nos va a dar visibilidad en una plataforma que tiene 300 mil usuarios y nos va a dar posibilidad de vender publicidad en video de otra forma. También haremos varios contenidos chicos, para lo diario, contenido un poco más complejo como programas especiales mensuales y si podemos documentales y películas de bajo costo con una empresa de contenidos mundial que quiere eso de Vorterix.

También tenemos un transmisor de 40Kw esperando ver dónde lo ponemos para aumentar nuestra cobertura de radio. Colocarlo sale sus pesos y me gustaría intentar conseguir una frecuencia un poco mejor. Ya veremos.

Haré cambios en la programación adaptándola más a como creo que debe ser un medio para las nuevas generaciones
No me queda más que agradecerles y pedirles disculpas por los momentos malos que han vivido en lo económico. Les juro que he trabajado lo más que pude para que esto no pasase, pero hay muchas variables que están cambiando a los medios.

He asumido un gran costo económico que le correspondía a otros pagar, pero no puedo permitir que esto siga así. Espero poder solucionar los problemas que quedan y que esto no vuelva a pasar. Les prometo que haremos un gran medio para el año que viene, escucho lo que quieran proponer.

Mil disculpas y nuevamente gracias por su tolerancia y su trabajo diario.

ib