Investigan a una colombiana que vino para estafar en cajeros automáticos

''

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano, ordenó este lunes la prisión preventiva sin plazos para una Colombiana oriunda de la ciudad de Cali, tras haber intentando utilizar un skimmir en un cajero automático del banco Macro ubicado en 25 de Mayo y Bulevar Pellegrini.

Se trata de Lizeth Joana Villanueva Hernández la cual fue detenida por pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) de la ciudad de Santa Fe luego de una investigación iniciada inmediatamente tras el aviso de autoridades del Banco Macro que detectaron la maniobra ilícita.

Ésta mañana, en la Sala 3 del subsuelo de tribunales, el juez Pegassano dispuso que sea alojada en un establecimiento penitenciario hasta que se determine su situación procesal. En este sentido, tanto de la Fiscalía como la defensa de la imputada, anticiparon que acordarán, la semana próxima, un juicio abreviado.

Villanueva Hernández llegó a la capital provincial en horas de la mañana y se dirigió a un hotel de Rivadavia al 2600. Allí dejó sus pertenencias y según estiman los investigadores, fue hasta la sucursal del banco -pasadas las 15-, lugar donde instaló el skimmer, el cual es un dispositivo que roba datos de tarjetas y también retiene el dinero que sale de la boca de expendio del cajero.

Como los encargados de analizar las cámaras de la entidad bancaria notaron que había un aparato extraño en el cajero dieron aviso a los pesquisas de PDI, inmediatamente los agentes montaron un operativo y con sigilo esperaron que la mujer regrese a la sucursal de 25 de Mayo al 3400.

Alrededor de las 17, la colombiana volvió a la sucursal pero al notar que el artefacto no se encontraba huyó pero en el camino fue abordada por los investigadores, quienes le solicitaron la documentación.

En ese entonces, la colombiana se hizo pasar por otra persona de nacionalidad chilena pero la información no convenció y terminó arrestada. Posteriormente, fue trasladada a la Estación de Mujeres de la Unidad Regional I. A las horas de detectó que era de origen colombiano.

Tras quedar detenida, los investigadores del caso se dirigieron hacia el hotel donde se encontraba alojada y solicitaron ingresar a la habitación donde había dejado sus pertenencias. Al ingresar a la misma, se encontraron con una sorpresa.

Es que en el interior los investigadores encontraron un total de $40.000, una notebook y alrededor de 50 tarjetas clonadas de la red Banelco.

Fuentes del caso, revelaron que las tarjetas podrían llegar a ser de clientes del banco Macro de Buenos Aires y que la mujer eligió Santa Fe para poder extraer el dinero que poseen las cuentas de cada de los usuarios.

 

Una conexión internacional

Los investigadores buscan establecer si Villanueva Hernández se encuentra vinculada o es parte de una organización de extranjeros abocados a la estafa a través de “pescadores” en diversos cajeros automáticos del país.

Dicha organización fue noticia en noviembre de este año, cuando en la ciudad de Rosario, también en una sucursal del banco Macro – San Lorenzo al 1300- un ciudadano oriundo de Bulgaria -identificado como M.A. de 27 años- terminó detenido por realizar la misma practica que Villanueva Hernández.

Por su parte, por el mismo delito, se encuentran detenidos, con prisión preventiva, otros dos hombres en Rosario y sobre los cuales recaen sospechas de ser parte de la organización a la que pertenece Villanueva Hernández.

A las puertas de un abreviado

Con las evidencias en mano, esta mañana se realizó la audiencia de prisión preventiva donde la mujer optó rápidamente por aceptar quedar en prisión a cambio de firmar un juicio abreviado.

El mismo tramite express, se acordará la próxima semana entre los fiscales del caso, Estanislao Giavedoni y Rosana Peresín y la defensa de la imputada.