ARA San Juan: la jueza a cargo de la causa toma medidas

''

La jueza federal de Caleta Oliva Marta Yáñez aseguró que la investigación sobre lo que ocurrió con el ARA San Juan se encuentra, a 25 días de su desaparición, en un “incipiente” estado de instrucción y señaló que si bien la carátula actual de la causa es “averiguación de ilícito”, la pesquisa avanza sin atarse “a ninguna figura penal”. 

Por otro lado, la magistrada dijo estar tomando medidas “teniendo en cuenta que el submarino no sea ubicado” o, en caso de ser localizado, que “no pueda ser sacado”, y en cuanto a eventuales responsabilidades penales, señaló que “hay que ser prolija para determinar si hubo alguna responsabilidad” en el seno de la Armada. 

“El organigrama de la Armada es amplio, hay muchas áreas y hay que ser prolija para determinar si hubo alguna responsabilidad”, sostuvo la jueza de Caleta Olivia en declaraciones. 

Allí, además, planteó que el contenido de los sumarios abiertos por el Ministerio de Defensa para determinar responsabilidades dentro de la Armada en torno a lo sucedido con el submarino, del que se perdió contacto el 15 de noviembre pasado, deberá “ser parte de la causa”. 

“Trascendió que hay una investigación en el seno de Armada para determinar si hubo alguna falta disciplinaria. Eso va a tener que ser parte de la causa”, sostuvo la jueza en la entrevista que concedió esta mañana, que -según ella misma señaló- será la última en la que se la escuchará de acá a dos meses. 

En ese marco dijo que aunque la carátula actual de la causa es la de “averiguación de delito”, el trabajo de investigación se desarrolla “sin atarse a ninguna figura penal”. 

Por otro lado, al evaluar el grado de avance de la causa, la jueza federal de Caleta Olivia dijo que está “en incipiente estado de instrucción” y precisó que, actualmente, está abocada al análisis de unas doce cajas con documentación enviadas por la Armada Argentina. 

En ese marco, se comprometió a informar en dos meses el avance de la investigación y aseguró que la entrevista que estaba brindando sería la última hasta ese entonces. “Estoy tomando medidas teniendo en cuenta que el submarino no sea ubicado o no pueda ser sacado”, puntualizó la magistrada, quien manifestó su compromiso de “en dos meses volver a hablar y explicar qué hicimos”. 

Ante una consulta, Yáñez sostuvo que le correspondería expedirse a la Justicia civil en caso de que se den por muertos a los 44 tripulantes del submarino en forma oficial, señaló que ella debe hablar “de personas desaparecidas”, y subrayó que “el mejor homenaje” a la tripulación es “simplemente trabajar”. 

“Tenemos la obligación de ser creíbles y respetuosos”, remarcó Yáñez en la entrevista que concedió esta mañana a radio La Red, en la que manifestó que existen “chances de saber qué pasó” con el submarino, aunque aclaró que, al día de hoy, no está en condiciones de afirmar “si el submarino estaba en condiciones de navegar” porque -insistió- “la investigación es amplia”.