Sigue la búsqueda del pescador que se cayó frente al silo Davis

''

Embarcaciones, buzos tácticos y motos náuticas de la Prefectura Naval continuaron ayer con la intensa búsqueda del muchacho de 24 años que anteayer por la mañana desapareció en las aguas del Paraná mientras pescaba en la zona del silo Davis. Según relató el titular de Defensa Civil del municipio, Raúl Rainone, es tan peligroso el sector donde el joven fue visto por última vez que incluso el rastrillaje subacuático entrañaba riesgos para los especialistas. “Es la zona de los viejos muelles, un lugar donde han quedado todo tipo de restos y materiales sumergidos”, afirmó el funcionario, quien recordó que se trata de un área de ingreso prohibido, no habilitado para la pesca, y llamó a los rosarinos a “tomar conciencia” y “actuar con responsabilidad”.

El accidente se produjo anteayer a la mañana, mientras Manuel Aparicio estaba pescando junto a un hermano y sus tíos. Al intentar desenganchar la línea, se cayó al agua y comenzó a ser arrastrado por la corriente.

Según el relato de sus familiares, el joven no sabe nadar, por lo que varias personas trataron de socorrerlo arrojándose también al río. Los intentos no sólo fueron infructuosos, sino que entrañaron incluso un grave peligro para sus rescatistas.

De hecho, tras un llamado al 911 que alertó de la dramática situación fue la Prefectura la que terminó auxiliando a otro joven y una mujer, mientras que un tercer pescador logró regresar al muelle por sus propios medios.

El muchacho rescatado sufrió una fractura de su pierna, por lo que terminó en el Hospital Centenario, mientras que la mujer fue víctima de una crisis nerviosa.

La búsqueda de Aparicio continuó durante los dos últimos días, pero al cierre de esta edición no había novedades sobre su paradero.

Rainone sostuvo que “se hace muy difícil el trabajo de búsqueda en esa zona, que es peligrosa incluso para los propios buzos de Prefectura.

“La gente debe entender que no se puede ingresar a esa zona, existen carteles de prohibición, pero también se necesita la responsabilidad individual y social para evitar estas situaciones”, afirmó.

A cargo de la investigación quedó la fiscal Valeria Piazza Iglesias, quien ordenó la búsqueda.