Barrio Las Flores: vecinos pintaron un puente

''

El puente de España y Circunvalación es el acceso obligado a Las Flores Sur. Cada vez que llueve, el único colectivo que llega al barrio, el 140, no puede cruzarlo porque la calzada se inunda de bote a bote. Y por la noche es uno de esos lugares que los taxistas evitan por temor a caer en una emboscada o en medio de una pelea de bandas. En ese mismo espacio, niños y adolescentes del barrio terminaron ayer de dar los últimos retoques a un mural que se propone cambiar la cara de ese puente, tan necesario como olvidado.

La iniciativa la tomaron los alumnos y docentes de las dos escuelas que crecen a pocos metros de los bordes del puente. La primaria Nº 756 José Serrano, de Las Flores Este y la secundaria Nº 407 Pocho Lepratti, en el extremo sur del barrio.

Para bautizar el proyecto eligieron el nombre de una poesía de Elsa Isabel Bornemann “Pinta un puente para que me encuentres”. La directora de la escuela Serrano, Laura Airaldi, lo describe como una iniciativa que “busca la convivencia y la pertenencia” de los niños y adolescentes al barrio donde viven.

La historia de Las Flores ganó trascendencia nacional como telón de fondo en las crónicas que describían el accionar delictivo de la banda de Los Monos. Pero en el barrio viven unas 20 mil personas, familias de trabajadores y empleados informales que reniegan de ese estigma.

Por eso, continúa la docente, “hace tiempo que desde la escuela hacemos todo lo que está a nuestro alcance para demostrar que los chicos y sus familias puedan valorar, cuidar, querer y mejorar el lugar donde viven”.

La experiencia de mejorar ese puente, cambiarle la cara a uno de los lugares más transitados por los vecinos, fue una de esas ideas que las maestras llevaron a la mesa del centro de convivencia barrial, en la que participan instituciones del barrio y grupos de vecinos.

Y desde hace varios meses, los vecinos de Las Flores se acostumbraron a ver a Gabriela Arce y Gabriela Blanco, las dos profesoras de artes visuales, ir y venir de la escuela al puente y del puente a la escuela.

Las dos maestras no pasaban inadvertidas, junto a sus alumnos y un carro de supermercado cargado de pinceles, tarros de pintura, trapos, solventes y un bidón de agua de 20 litros para responder al “seño-tengo-sed”, de los más chicos.

Luminoso

Durante años, el puente de calle España fue escenario de peleas entre grupos antagónicos de Las Flores Sur y Las Flores Este. El conflicto se volvió insoportable en marzo de 2014, cuando una bala disparada desde una moto terminó con la vida de Mirian Serrano, una adolescente de 15 años que volvía de un baile.

Desde uno de los extremos del puente, el retrato de la joven sonríe. “Este era un lugar oscuro y ahora está luminoso”, señala Mauro, empleado portuario, tío de Mirian y papá de Giulliana y Marcos, dos alumnos de la escuela Serrano.

La familia vive en Las Flores Sur, pero todos los días cruzan ese puente para llevar y buscar a los chicos al colegio. “Es fabuloso lo que hicieron las maestras”, señala el hombre y cuenta que “no sólo los chicos de esa escuela, sino los otros pibes y los vecinos del barrio se acercaban a pintar”.

Los colores brillantes cubren ambas paredes del puente. De un lado están representadas las flores que dan sus nombres a las calles del barrio: ceibos, caña de ámbar, heliotropo, violeta, rosa silvestre, malvón y muchas otras salidas de una botánica imaginada en las aulas. Enfrentes están los personajes del barrio, los chicos que van a la escuela, los carreros que salen a hacerse el día, los perros que andan por la calle y muchas, pero muchas, mariposas.

Las maestras de plástica explican que el diseño fue íntegramente realizado por los chicos después de estudiar en clase la historia del barrio, reconocer a sus personajes, estudiar la obra de muralistas mexicanos como Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros y leer y escuchar poemas y canciones relacionados con puentes.

Algunos versos quedaron estampados en los murales. El de Gustavo Ceratti, “cruza el amor como un puente”, es uno. “Tu tiempo es una mariposa”, de Silvio Rodríguez, otro.

Ayer, justo en el último día de clases, los chicos completaron la última pintada. La inauguración del mural será el próximo viernes, con una invitación a todos los vecinos para que crucen el puente.