Sin inaugurar, ya le robaron la placa a la estatua de Gardel

''

Aún no se inauguró y ya sufrió un robo. A la estatua de 2,50 metros de Carlos Gardel cuya reinauguración está prevista para mañana frente a la Casa del Tango (avenida Illia y España) ya le falta una placa de bronce de gran magnitud y peso. Hace unos diez días, fue arrancada del pedestal donde iba a quedar expuesta. Desde la Casa del Tango, le restaron importancia al ilícito al darle la bienvenida al Zorzal Criollo en su emplazamiento definitivo.

Diez días atrás, los concurrentes a las actividades culturales en torno a los ex galpones ferroviarios advirtieron el faltante.

Grande

La gran pieza de bronce que recorre el pedestal y lo abraza en sus laterales brillaba por su ausencia. Se trataba de una pieza artística con quienes contribuyeron al homenaje al cantante, pero también se recordaba a los músicos que fallecieron en el accidente de avión en Medellín, donde también murió Gardel.

El faltante se produce días antes de la inauguración oficial de la estatua, previsto para hoy, Día Nacional del Tango. El acto comenzará, hacia las 20, con la participación de Leonel Capitano y Joel Tortul.

El emplazamiento de la estatua, cuya escultura le corresponde a Reynaldo Baduna es el punto culminante de una mudanza que comenzó años atrás desde un sector del Patio de la Madera a su destino anterior, en la esquina de Córdoba y Vera Mujica.

Acuerdo

En acuerdo con la Asociación Gardeliana y otras entidades tangueras, el municipio retiró la estatua en septiembre pasado para reacondicionarla y así exhibirla en un área de la franja ribereña central y frente a la Casa del Tango.

Lo agridulce de la reinauguración será el faltante de la placa, que ahora será motivo de debate. ¿Se hará una nueva o se buscará una réplica de otro material para que no la sustraigan?

Según algunos bailarines habitués de la milonga en el lugar, la placa estaba adherida con cemento al pedestal y se supone que los ladrones demoraron largo tiempo en robarla y probablemente cargarla a un vehículo.

En el sector no hay videocámaras que hayan registrado el robo. Pero sí un antecedente. Ya se habían robado un macetón con glicinas. Para los tangueros, que falte la placa provoca malestar, pero algunos se sobreponen frente a la llegada del Zorzal a la Casa del Tango.

“Lo más importante es que tenga un lugar definitivo en un paseo público muy concurrido, sobre todo por turistas. Acá es su lugar; el resto es anecdótico”, consideró uno de ellas.