El Gobierno justificó las deportaciones por la cumbre

''

A esto se sumaron dos deportaciones: la del activista noruego Petter Titland y la periodista británica Sally Burch. Al respecto, el vocero de la OMC, Keith Rockwell, dijo que el organismo tenía “una perspectiva diferente” a la del Gobierno argentino (que a través de Cancillería admitió que la negativa se fundamentó en comentarios “violentos” registrados en las redes sociales de los activistas).

Si bien finalmente el Gobierno revirtió su decisión, la Casa Rosada se verá afectada con una denuncia diplomática que ya anticiparon funcionarios noruegos. Mientras que Titland llegará para la inauguración de la cumbre, Burch ya se encuentra en Quito, y no regresará al país.

Sin embargo, durante la conferencia de prensa que tuvo lugar antes de la apertura formal, que será encabezada por el presidente Mauricio Macri en el Centro de Exposiciones, el Gobierno justificó la decisión que atribuyó al Ministerio de Seguridad.

“La acreditación se hizo en función de la responsabilidad de las áreas que evalúa el Ministerio de Seguridad con los criterios que ellos utilizan para su trabajo y estamos seguros de que este proceso fue transparente”, dijo la excanciller y chair de la conferencia, Susana Malcorra. 

“Lamento que esto ocurra y capte la atención de la manera que la ha captado”, sostuvo al tiempo que destacó que “Argentina es abierta al diálogo permanente”.

La excanciller aseguró que “el número de personas de la sociedad civil que participarán del evento dobla el número histórico”, y señaló que “hay un récord de eventos que se desarrollan más allá de la conferencia”.

Cuando se le preguntaron los argumentos sobre los cuales el Gobierno se basó para impedir el ingreso de los activistas, Malcorra se remitió al comunicado emitido por Cancillería, en el cual el Gobierno asumió que tuvo en cuenta las publicaciones en las redes sociales de las ONG`s.

Respecto a los debates que tendrán lugar en el marco de la cumbre, Malcorra hizo hincapié en los “muchos temas pendientes” que llegan desde Ginebra. Sin embargo, volvió a mostrarse precavida en cuanto a posibles acuerdos.

“Pueden llegarse a conclusiones u hojas de ruta que nos permitan tener un horizonte”, dijo la chair de la conferencia en línea con las declaraciones del canciller jorge Faurie, quien días atrás sostuvo que espera resultados “positivos pero austeros”.

“Tenemos la oportunidad de fijar el horizonte para la discusión hacia adelante y algunos temas nuevos. Haremos todos los puentes necesarios para llegar a un acuerdo satisfactorio para todos”, remarcó.