Matías Messi recibe el alta médica

''

Con la notificación ya cursada el viernes a la Fiscalía, hoy, a las 12.30, se realizará una nueva audiencia imputativa a Matías Horacio Messi. El hermano mayor del crack rosarino Lionel Messi está en condiciones de recibir el alta médica del sanatorio Parque adonde llegó horas después de que fuera hallado a la deriva en una lancha cubierta de sangre, a la altura de Fighiera, el 30 de noviembre pasado. Tras haber sido operado de traumatismos en el paladar, mandíbula y rostro, el joven de 35 años podría continuar con prisión domiciliaria hasta el 23 al mediodía.

El domingo pasado, el fiscal de la Unidad de Flagrancia, José Luis Caterina, le imputó al hermano mayor de Lionel portación de arma de guerra en calidad de autor (una pena que va de 3 años y seis meses a ocho años y medio de prisión) tras haber sido hallada en la embarcación una pistola Bersa 380, con seis proyectiles y con aptitud para el disparo. Pero no hubo deflagración del arma.

El juez de la etapa preparatoria, Andrés Donnola, aceptó la calificación provisoria presentada por el fiscal, convalidando el acuerdo entre las partes en relación a la prisión preventiva hasta el próximo 23 de diciembre, a las 12.

Esta medida atenuada podría variar si, tal como ocurrirá hoy, Messi es externado. Previo a ello, los abogados del joven de 35 años, Ignacio Carbone y Froilán Ravena dieron aviso al Tribunal el viernes pasado. Es por ello que esta nueva audiencia deberá rediscutir el lugar de alojamiento de la prisión preventiva.

 

En veremos

La medida cautelar podría acordarse entre defensa y fiscales, o bien puede ser el resultado de la decisión del juez Donnola. ¿Irá a un penal de detención? ¿A un centro asistencial del Servicio Penitenciario? ¿Tendrá prisión domiciliaria? ¿Una leve custodia?

A la cita acudirán los fiscales de la Unidad de Cibercrimen y Arma de Fuego, Lucas Altare y Matías Ocariz, los abogados Ravena y Carbone y el padre de los Messi, Jorge. La audiencia será presidida por el juez Donnola.

Un dato esencial para determinar su externación será el informe del médico forense, quien deberá revisar al paciente y precisar en qué condiciones se encuentra en la actualidad y cuáles deberían ser sus cuidados posoperatorios en esta etapa de su recuperación. Un tema de debate serán los riesgos de infección del paciente y sus condiciones de alojamiento.

Como medida protocolar, al hermano de Lionel se le hará una extracción de sangre, una muestra imprescindible para analizarla con las halladas en casi toda la cubierta de la lancha en la que fue rescatada por un pescador en Fighiera.

En octubre de 2008, Matías fue detenido por llevar un arma en la cintura. Fue indagado por portación ilegal de arma de fuego, pero fue sobreseído por falta de mérito.

En 2015, en Uriburu al 400, efectivos de Gendarmería encontraron en la guantera del Audi A5 de Matías una pistola calibre 22 que no tenía autorización.

El juez Gonzalo López Quintana, resolvió aceptar la probation y, a cambio de cerrar el caso, el magistrado resolvió que durante cuatro horas semanales y por un año debía realizar tareas comunitarias en Club Social y Deportivo Leones.

El 26 de agosto de este año, Matías fue otra vez noticia. Esta vez chocó con un camión en la ruta provincial 21, a la altura de Pueblo Esther. Al vehículo de alta gama se le desprendió una rueda por el impacto.

Según la versión familiar, el último episodio fue un accidente en el río. La afirmación está basada en las imágenes captadas de Matías saliendo del country de General Lagos, Puerto Paraíso. Embarcó a la isla el miércoles 29 de noviembre por la tarde y, al querer regresar, chocó con su lancha contra un banco de arena.

Es por este accidente que la familia explica la cantidad de sangre hallada en la cubierta. Hasta el momento, las pericias hablan de sangre humana, pero no especifican que en su totalidad correspondan a Matías.

El hermano mayor de Lionel decidió en la imputativa no declarar. Tampoco firmó el acta, aunque sí lo hicieron sus defensores y el acto quedó registrado en audio y video.

Amén del accidente (el viernes pasado los fiscales Altare y Ocariz tomaron posesión de la lancha incautada en Prefectura Naval de Villa Constitución donde podría haber algún impacto compatible con el choque), el eje central de la causa es el hallazgo del arma.

Carbone había acusado a Matías de portación ilegal, luego trascendió que las cachas (donde se agarra) de la Bersa estaban manchadas de sangre y los abogados del joven lanzaron como hipótesis que haya sido “plantada” en forma posterior al choque náutico.

Hasta ahora sobre este tema reina el silencio en el entorno íntimo. Por eso, los abogados barajan en su estrategia la idea de que Matías, al estar solo, si efectivamente llevaba un arma, su portación era para defensa personal y no para cometer ilícitos.

Los letrados machacarán sobre la base de una pena atenuada (se establece una pena de dos años y seis meses excarcelable). Y se insistirá en que se siga recuperando de las lesiones en su casa de General Lagos. El pedido de la defensa aún no fue resuelto por el magistrado actuante.

Entre las hipótesis, la defensa insistirá en que el arma hallada en la lancha era para defensa y no con fines ilícitos