Estricto control de cargas para preservar rutas

''

La Dirección Provincial de Vialidad está rubricando convenios con organismos, dependencias oficiales y concesionarias para efectuar controles de cargas en rutas santafesinas, no sólo por una cuestión de seguridad vial, sino porque la sobre carga “reduce sensiblemente la vida útil de los pavimentos”.

Así lo hizo saber el titular del área, Pablo Seghezzo, quien anunció que la semana pasada se firmó un acuerdo con el Túnel Subfluvial Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis, por medio del cual se autoriza a la repartición a que efectúe controles de carga en la jurisdicción santafesina del viaducto. Este entendimiento se suma a otros con municipios y comunas, con consorcios viales, y con el fideicomiso público a cargo de la autopista Santa Fe -Rosario. Seghezzo explicó que se realizan inspecciones de balanza en rutas y ahora también se audita a los receptores de carga.

“Desde la provincia estamos llevando adelante el plan vial más grande de nuestra historia. El Estado santafesino hace un gran esfuerzo en potenciar nuestras vías de comunicación para llevar igualdad de oportunidades y desarrollo a todos los rincones de la provincia y, consecuente con esto, estamos realizando estrictos controles de carga para preservar nuestras rutas”, exclamó Seghezzo. Y afirmó: “Las obras que ejecutamos en nuestras rutas provinciales, tanto pavimentaciones nuevas como repavimentaciones, se diseñan para que brinden un buen servicio durante su vida útil. Para el cálculo, se utiliza el tránsito diario medio anual considerando que el mismo circula con las máximas cargas permitidas por la ley (con un peso máximo por eje)”.

Al respecto, aportó un dato contundente: “Cuando los transportes de carga circulan con sobrepeso —deteriorando la traza— la vida útil de nuestras rutas se reduce de manera exponencial”. Si el exceso de carga es del 50 por ciento, la vida útil de la ruta será cinco veces menor a lo proyectado”, ejemplificó.

Asimismo, el funcionario provincial destacó que “por una decisión política del gobernador Lifschitz, que concibe a la infraestructura como un eje de gestión, Santa Fe es la provincia con más obras viales de todo el país”, y que “el gobierno provincial lleva invertidos 12.600 millones para potenciar las rutas provinciales”.

En este sentido, explicó que gran parte de la red provincial está actuando “como red nacional; el 50 por ciento de las exportaciones del país salen por los puertos del sur provincial, y muchos transportistas de Salta, Tucumán, Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, La Pampa y Buenos Aires, eligen la red provincial antes que la nacional por factores como ser las mejores condiciones de transitabilidad o la gratuidad en su uso (ya que no pagan peaje). Así que el desafío no es sólo controlar el peso del transporte local, sino de todo aquello que ingresa a la provincia”.

Sanciones

Desde el inicio de los controles se sancionó a más 1.100 transportistas, acopios y receptores de carga, generando multas por más de 72 millones de pesos. “Es un número demasiado alto. Lo ideal hubiera sido que se cumpliera con la norma y que lo recaudado por multas fuera cero peso”, dijo Seghezzo.

Y agregó: “Seguiremos endureciendo los controles y la normativa —ya se elevó el proyecto de la nueva ley de cargas—. Estamos totalmente decididos a lograr erradicar el exceso de peso en las cargas en la provincia; es la única manera de dar sustentabilidad en el tiempo a este gran plan vial que nos ha encargado el gobernador Lifschitz”.