El primer ministro israelí defendió la decisión de Donald Trump

''

Benjamin Netanyahu afirmó este domingo que la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel es simplemente asentar una realidad de hecho, y si los palestinos lo asumieran se avanzaría en el proceso de paz.

“Es nuestra capital y nunca ha sido la capital de otro pueblo”, reiteró el primer ministro israelí al comparecer ante la prensa junto al presidente francés, Emmanuel Macron, al término de un encuentro de más de dos horas y media en el Palacio del Elíseo, en París.

Cuando los palestinos acepten esa “realidad” que deriva de la historia de los judíos y del hecho de que Israel la hizo su capital desde la creación del Estado hace siete décadas, “podremos avanzar en el camino de la paz”, subrayó.

Netanyahu criticó, en tanto, que en organismos internacionales como la UNESCO haya lo que consideró una voluntad de negar la relación de Jerusalén con la historia judía.

Macron volvió a expresar su “desaprobación” con respecto a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de trasladar a Jerusalén la embajada ante Israel, por su carácter unilateral.

Por su parte, el mandatario israelí respondió las críticas realizadas este domingo por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien calificó a Israel de “estado terrorista”.

“No tengo que recibir lecciones de moral de un dirigente que bombardea pueblos kurdos en Turquía, que encarcela a periodistas, ayuda a Irán a sortear las sanciones internacionales y ayuda a los terroristas, especialmente en Gaza”, señaló Netanyahu.

Con información de AFP y EFE