El Presidente abrió la XI Conferencia Ministerial de la OMC

''

El presidente Mauricio Macri encabezó la jornada de apertura de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que sesionará desde hoy en la ciudad de Buenos Aires hasta el miércoles 13. Entre otros puntos, planteó la necesidad de “trabajar para que el beneficio global y regional lleguen cada vez a más gente”.

“Queremos que las reglas del comercio estén en sintonía con las necesidades sociales del mundo”, afirmó el mandatario, que estuvo acompañado por los presidentes Tabaré Vázquez (Uruguay), Michel Temer (Brasil) y Horacio Cartes (Paraguay).

Macri sostuvo que desde la creación de la OMC, “el comercio fue una fuente central de crecimiento y desarrollo. Sabemos que los beneficios no han alcanzado a todos y esto ha producido cuestionamientos hacia la globalización económica”.

“Vivimos una época de profundas transformaciones globales y es responsabilidad de todos afrontar los desafíos del siglo XXI y convertirlos en oportunidades para un futuro más inclusivo”, afirmó durante el discurso.

El jefe de Estado sostuvo que “en un escenario internacional marcado por una incipiente recuperación del comercio internacional en el 2017, tenemos razones para ser optimistas”. “Nuestra tarea es profundizar este repunte hacia un crecimiento sostenido del comercio”, agregó.

Macri remarcó que “es importante que sigamos creyendo en este sistema y sus reglas” ya que son “una garantía de previsibilidad para los flujos comerciales globales y para su crecimiento”.

Además, les pidió a los presentes “trabajar juntos para expandir los beneficios del comercio, poniendo en el centro del debate el desarrollo humano, el cuidado del planeta, la igualdad de género y la equidad social”.

Macri remarcó que esta conferencia de la OMC coincide “con una nueva etapa de la Argentina, que despierta mucho entusiasmo porque queremos ser un país confiable, productivo, sostenible y insertado en el mundo”.

“Ser sede de esta conferencia y del G20 afirma nuestra vocación por ser parte de una conversación global que mejore la calidad de vida de millones de argentinos”, explicó.

Por último, remarcó que su gobierno está convencido de que “tenemos que trabajar para que los beneficios del comercio global y regional lleguen a cada vez más gente, generando empleo de calidad y bienestar social”.