Brutal represión en la Liga Cañadense

''

El fútbol, una vez más, pasó a segundo plano. Luego de la final de la Liga Cañadense de Fútbol, en la que Defensores de Armstrong venció por 2-0 a Sportivo Las Parejas, la policía reprimió y disparó balas de goma contra jugadores e hinchas del conjunto perdedor.

Varios terminaron heridos y hospitalizados. Un jugador recibió un impacto en el ojo y estuvo a punto de perderlo. El problema comenzó cuando, al finalizar el encuentro, los futbolistas de Las Parejas se quejaron con el árbitro Leandro Bottoni, quien había cobrado un penal muy polémico y les anuló un gol por supuesta falta al arquero.