El Papa quiere cambiar parte del Padre Nuestro

''

El Sumo Pontífice sugirió esta semana en una entrevista que algunas traducciones del Padre Nuestro como la italiana, la inglesa e incluso la latina, no reflejan el significado correcto de la oración que, según los evangelios de San Lucas y San Mateo, Jesús enseñó a sus discípulos.

En castellano, al final de la oración se dice “no nos dejes caer en la tentación”, pero en inglés, italiano y latín dice “no nos induzcas a la tentación” o “no nos dirijas a la tentación”.

“No me dejes caer en la tentación porque soy yo el que cae, no es Dios quien me arroja a la tentación para después ver cómo me caí. Un padre no hace eso, un padre ayuda a levantarse inmediatamente”, apuntó el Papa.

En 2008, la traducción de la Biblia de la Conferencia Episcopal Italiana ya incluyó ese cambio con el verbo abandonar: “non abbandonare alla tentazione”. Pero el misal romano no usa esa traducción. Por su parte, el texto griego del evangelio de San Mateo, el segundo que se escribió de los sinópticos, usa una expresión que sería “eis+fero”, algo así como “llevar a”.

En castellano, tanto en la Biblia como en la oración, el significado es el correcto, no es Dios el que empuja al hombre a la tentación, sino el hombre el que cae en ella.