La cremación duplica su valor y pica en punta en la suba de tasas

''

En 2018, la mayoría de las tasas y gravámenes municipales que abonarán los rosarinos aumentarán un 20 por ciento, pero en algunos casos puntuales se duplicarán, como en el servicio de cremación de cadáveres. Ese trámite en los cementerios locales pasará de costar $1.855 a $3.700 desde el año que viene. Así lo establece la actualización de la ordenanza general impositiva que aprobó ayer a la madrugada el Concejo junto al presupuesto del año próximo.

Cerca de las 4, los ediles terminaron aprobando el presupuesto 2018, la suba de la tasa general de inmuebles y la nueva tarifa del transporte urbano, que saldrá $11.50 desde enero.

Aunque la hipótesis de inflación para 2018 que guió la elaboración del presupuesto local fue del 15,7 por ciento, en sintonía con las estimaciones de la Nación y la provincia de Santa Fe, la mayoría de los trámites municipales se van a encarecer un 20 por ciento y algunos, como el Drei para el régimen simplificado, hasta un 30.

Y en el caso de las cremaciones, el salto será mucho más significativo: duplicará su valor en 2018. Pasará de los $1.855 a $3.700 el año próximo. En 2016 ese trámite costaba $1.238.

En paralelo, los derechos de inhumación y exhumación en el cementerio El Salvador pasarán de 500 pesos a 600. Y en el cementerio La Piedad se elevará de 320 a 385 pesos.

El principal gravamen que pagan los rosarinos al fisco local, la tasa general de inmuebles, tendrá un ajuste ya autorizado por el Concejo en 2015, en promedio de un 18 por ciento, con variaciones según el radio catastral.

A eso, los ediles le agregaron un 7,5 por ciento para engrosar el fondo compensador del transporte, que permitirá sumar unos 5 millones de pesos al mes para financiar la movilidad pública.

Desde el municipio remarcaron que todas la tasas que cobra la Intendencia “corresponden a un servicio que se presta y que ha tenido este año, y lo tendrá el año que viene, un impacto inflacionario que nadie desconoce”.

Movilidad   

Por otro lado, sacar la licencia de conducir pasará de 380 pesos a 460 pesos, el acarreo de los autos mal estacionados costará de 575 a 690 pesos y la estadía del auto en el corralón pasará de 50 a 60 pesos.

Por su parte, el valor de las multas se seguirá actualizando de acuerdo a la evolución del precio del litro de nafta súper, que este año tuvo fuertes incrementos y llegó a $25 el litro, unidad que se toma como referencia para cada contravención.

También habrá subas vinculadas a los servicios públicos. Por caso, la adjudicación de nuevas chapas de taxis y remises pasa de 130 mil a 156 mil pesos. Y la desinfección de taxis, remises y transporte escolar semestral se elevará de 330 a 400 pesos.

En el caso del derecho de registro e inspección (Drei) para el régimen simplificado, aquellos contribuyentes con ingresos anuales de hasta un millón 200 mil pesos, el aporte mensual subirá cerca de un 30 por ciento en cada una de las cuatro categorías que existían hasta ahora, más una quinta que se suma desde 2018 para locales de hasta 300 metros cuadrados.

Critican el incremento del boleto

El concejal Eduardo Toniolli (PJ) advirtió ayer que el aumento del boleto que aprobó el Concejo “no redundará en un mejor servicio”. Según el edil, “el retiro progresivo de subsidios en materia de transporte por parte del gobierno nacional, se intenta suplir sin mayor protesta. En otro momento la intendenta Fein reclamaba mayores subsidios con el acompañamiento de la totalidad del Concejo y generaba hechos políticos de protesta frente a la falta de incremento de los subsidios”. Para Toniolli, un aumento de la tarifa de transporte “no redundará en un mejor servicio para los rosarinos. El nuevo sistema no garantizará las frecuencias, que es el mayor reclamo de la gente”. ”No quiero ser catastrófico, pero el nuevos sistema no va a solucionar las frecuencias porque no soluciona el problema del financiamiento”, remarcó.