El turista estadounidense atacado en La Boca está grave

''

El paseo turístico por el barrio de La Boca se convirtió para el estadounidense Frank Joseph Wolek en una pesadilla, muy lejos de su casa, cuando fue interceptado por dos asaltantes, quienes lo apuñalaron cerca de diez veces en el pecho. Pero cuando huían, un policía Local de Avellaneda, que aparentemente pasaba por allí los persiguió a los tiros e hirió a uno de ellos. La víctima extranjera y como el ladrón están internados, fueron operados; el primero permanece en grave estado y el sospechoso, fuera de peligro.

Según contaron fuentes del caso a Infobae, Wolek (54) estaba viajando solo desde fines de noviembre por Buenos Aires. Cerca de las 8 de la mañana de este viernes caminaba por Olavarría y Garibaldi, a unos metros de Caminito, en la zona de “las vías”, cuando lo sorprendieron los dos ladrones. Recibió cerca de diez puñaladas que le provocaron lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho del corazón. También fue lastimado de dos puntazos en uno de sus pulmones. Una ambulancia del SAME lo trasladó al Hospital Argerich, donde fue intervenido de urgencia. Permanece grave y en terapia intensiva.

La Embajada de Estados Unidos se encargó de monitorear el estado de salud de Wolek y de avisarle a su familia, quien está en su país. La víctima paseaba sola y con su cámara de fotos, pero se desconoce si se resistió al asalto y por eso fue atacado.

Herido, Wolek cayó al suelo. Tras el ataque, ambos ladrones salieron corriendo, aunque a los pocos metros, la huida fue advertida por Luis Oscar Chocobar un agente de la Policía Local de Avellaneda, que estaba en la zona, de civil, y comenzó a perseguirlos. El policía se identificó y, según declaró tras el hecho, uno de los ladrones le hizo el ademán de tener un arma, por lo que efectuó “disparos intimidatorios para que deponga su actitud”. Sin embargo, luego alegó que, como temía por su integridad, disparó por tercera vez y esa bala impactó en la parte intercostal derecha del sospechoso, quien cayó al suelo.

Al escuchar disparos, agentes de la comisaría 26° de la Policía de la Ciudad, que estaban en la zona, se acercaron al lugar del hecho y encontraron al policía , de civil, junto al ladrón herido y a unos pocos metros al turista apuñalado, por lo que llamaron al SAME para que los asistiera.

Chocobar, a quien de momento se le retiró el arma reglamentaria, quedó aprehendido al menos hasta el sábado en la Alcaidía de Policía Federal, cuando será indagado por el juez que entiende en la causa.

Un testigo que se identificó como Roberto contó al canal TN que había salido de su casa a realizar una compras cuando advirtió corridas y vio al policía vestido de civil disparar. Luego, agregó, vio al turista herido, quien, aseguró, estaba solo, consciente y pedía ayuda. “Llegué justo a ver cuando uno de los chorros se caía y el otro se iba. También vi a un señor mayor, de unos 60 años, que pedía ayuda. Estaba malherido”, relató.

El sospechoso también fue trasladado del Argerich y operado. Su herida en el abdomen le afectó el hígado, el intestino delgado y el colon. Además sufrió una fractura de fémur. Está detenido en el hospital con custodia policial. Pero fuera de peligro.

Los investigadores de la Fiscalía Descentralizada de La Boca buscaban obtener imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en la zona con el objetivo de ver si alguna captó la secuencia del hecho y si sirven para identificar al ladrón que huyó. Chocobar también permanece detenido, al menos hasta que se esclarezca cuál fue su participación.