El Intendente participó de la asunción de los nuevos concejales

''

El intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, participó del acto en el que este jueves por la noche juraron los cuatro concejales electos en los comicios generales del 22 octubre pasado. Por primera vez en la historia de la ciudad, todas las bancas que había en juego quedaron en manos del oficialismo, que arrasó en las urnas con la obtención del 56 por ciento de los votos.

La ceremonia tuvo lugar en el auditorio del Complejo Museológico “Pino de San Lorenzo” y fue presidida por el presidente de la comisión de poderes, Hernán Ore. El acto comenzó con el izamiento de la bandera -a cargo del intendente Leonardo Raimundo y del edil electo Eduardo Ros- y la entonación del himno nacional.

Luego Ore tomó juramento a Ros, Andrea Soria, Gustavo Oggero y Nicolás Fossato, que de este modo se integraron formalmente al órgano legislativo municipal. Además, de acuerdo a lo establecido por la Ley Orgánica de Municipalidades, fueron designadas las nuevas autoridades del cuerpo, que presidirá Ros. La vicepresidencia será ejercida por Oggero y la vicepresidencia segunda por Alejandro Cabral. Silvia Álvarez desempeñará el cargo de secretaria legislativa y Julio Camusso el de secretario administrativo.

Al momento de los discursos oficiales, el flamante presidente del órgano agradeció a la ciudadanía el apoyo brindado en las elecciones de octubre y agregó: “Los sanlorencinos le han dado un giro al Concejo municipal con una mayoría especial y todos sus integrantes estamos decididos a trabajar por los valores de la democracia. A pesar de que ha cambiado la correlación de fuerzas, reafirmamos nuestro compromiso de seguir con el diálogo, con el consenso y las ganas de continuar trabajando para mejorar la ciudad de San Lorenzo”.

Por su parte, Raimundo señaló que la renovación de los ciclos democráticos siempre es oportuna para la realización de balances y, en ese marco, aseguró que “hace varios años los sanlorencinos decidieron dejar atrás la ciudad de la confrontación”. En este sentido recordó las épocas “en que cuando había vecinos quejándose, había patotas agrediéndolos y cuando un medio de comunicación criticaba recibía una carta documento”.

“Entendimos los sanlorencinos que vivimos en una ciudad especial, con historia, cuya aduana provee de recursos económicos a la Argentina en dosis increíbles y que supera a varias provincias. Sabemos que pertenecemos a una ciudad de trabajadores, que produce y exporta para todo el mundo”, añadió.

Por todo ello aseguró Raimundo que la nueva correlación de fuerzas legislativa no alterará el compromiso por los valores republicanos que tiene San Lorenzo: “Ser demócrata hoy es preservar los principios del republicanismo, que implica división de poderes, no importa cuál sea la composición del Concejo. Este intendente va a seguir contestando cada pedido de informe, mandando religiosamente los proyectos de presupuestos y los balances de tesorería”

Además, el jefe del Ejecutivo local destacó la condición pluralista de su equipo de trabajo: “Nosotros constituimos un gobierno de amplia coalición política. En nuestra gestión y en nuestra representación política hay gente de todos los sectores: del radicalismo, del peronismo, de la Democracia Cristiana, del Frente Progresista, del socialismo, del Pro y de las diferentes variantes que no se identifican necesariamente con un partido político, pero sí tienen fuertemente puesta la camiseta de la ciudad de San Lorenzo”.

Luego resaltó el carácter “extraordinario” del resultado electoral de octubre y señaló que le confiere a su gobierno una responsabilidad superior para encarar los desafíos que a San Lorenzo se le presentan en materia económica, social, educativa, de género, seguridad e infraestructura. “Nos dieron una gran responsabilidad, pero es una gran responsabilidad que declinamos de tomar para nosotros solos y pretendemos compartir con la oposición. Estamos más obligados que nunca a seguir transformando San Lorenzo”.

En el tramo final de su alocución, el intendente se dirigió a los nuevos ediles y les pidió “que no copien las prácticas deleznables de la política argentina, que son la violencia verbal, la división, la difamación, la promesa fácil y la demagogia”. “No vinimos acá a hacer lo que se puede, ni lo que queremos sino a hacer lo que corresponde”, sentenció.

“Hay mucho trabajo por hacer; los convoco a que sigamos trabajando juntos para cumplir realmente lo que le prometimos al pueblo, que se sientan orgullosos de nosotros y de su ciudad porque saben que tiene representantes comprometidos con el trabajo para llevar adelante la felicidad del pueblo y el destino de grandeza que tiene San Lorenzo”, cerró Raimundo.