Para Cococcioni hay “pruebas para destituir a los fiscales”

''

El secretario de Asuntos Penitenciarios provincial, Pablo Cococcioni, aseguró hoy que cuentan con pruebas suficientes para que sean destituidos los fiscales Roberto Apullán y María Laura Martí, quienes pidieron las escuchas telefónicas al ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, que fueron difundidas en la previa de las últimas elecciones.

“Nosotros consideramos que con todos los elementos que hay de cargo va a poder solicitarse la destitución de los fiscales, porque no son funcionarios cualquiera, son quienes tienen a su cargo perseguir los delitos inclusive de otros funcionarios”, enfatizó Cococcioni hoy, en declaraciones a Aires de Santa Fe.

“Tienen que cumplir un nivel ético para seguir siendo fiscales y a nuestro criterio consideramos que un fiscal que usa los recursos del Estado, como pasó con el que pinchaba el teléfono a los familiares de al exnovia (Fernando Rodrigo), para hacer una operación política, no pueden seguir en su cargo”.

Cococcioni señaló además que las escuchas fueron pedidas para que trascendieran en un periodo preelectoral a fin de perjudicar al ministro Pullaro y al oficialismo en las elecciones de medio tiempo y no sólo eso “difundieron recortes de escuchas, que sacadas de contexto significan una cosa, pero en la conversación otra distinta”.

“Nosotros no creemos de ninguna manera ni vamos a tolerar que se les escapó engañar a un juez, mandarle tres comunicaciones insistiendo para que se interviniera un teléfono, diciendo que no sabían de quién era cuando ellos sabían perfectamente que era del ministro”, detalló.

Y reinteró que está convencido de que las escuchas al ministro Pullaro forman parte de una “operación absolutamente intencional” y que hay “alguien más” detrás de los fiscales Apullán y Martí. “Más allá de la responsabilidad que les quepa por haber quebrantado todas sus deberes como funcionarios, fueron meros instrumentos y vamos a averiguar quién está detrás las escuchas”, agregó.

“Esto es muy grave en un fiscal, que tiene que ser objetivo en su trabajo”, destacó el funcionario provincial, quien tiene a su cargo la defensa de Pullaro, y añadió: “Lo que no puede hacer un fiscal es defraudar a un juez, engañarlo, decirle que quiere intervenir la línea de Mengano cuando en realidad le da el teléfono de Fulano”.

“Los fiscales no pueden sino deben investigar la corrupción donde sea que esté y quién quiera que sea el funcionario corrupto, lo que no deben hacer es corromperse ellos mismo, no pueden combatir la ilegalidad cometiendo más ilegalidad aún y ellos deben observar las formas legales, para que el proceso sea válido”, abundó.

Finalmente, advirtió: “Está claro también que le han intervenido el teléfono al ministro, no sé durante cuánto tiempo, y no le encontraron ni la más mínima sombra de un hecho delictivo, así que esperamos una disculpa pública hacia él, no solo de los fiscales sino de todos los funcionarios que se colgaron de este invento para atacar al gobierno provincial”