Cuello renovó su gabinete con figuras de perfil proactivo

''

Como corolario de la pésima elección legislativa del oficialismo en octubre, Cuello tomó juramento hoy a nuevos secretarios que integrarán su gabinete en áreas neurálgicas. Por los nombres se aprecia que busca reforzar la gestión, al mismo tiempo envió una señal inequívoca: el armado político seguirá siendo su exclusiva responsabilidad.

El delfín del mandatario, Adrián Piqui Spreggero, se hizo cargo de la cartera política del municipio. Asumió al frente de la Secretaría Institucional , con innumerables tareas por desarrollar: ordenar el tránsito (el Juzgado de Faltas brilla por su ausencia hace años), mejorar los índices de seguridad (los robos son cada vez más violentos en Calchaquí) y ver de qué forma teje nuevos acuerdos políticos para recuperar votos que se fueron a Juntos. Con el Peronismo solo ya no alcanza.

Luego de pasar por Deportes, por Producción, ahora Spreggero desembarca en Gobierno. Es, todos lo saben, el hombre que prepara Cuello para que sea su reemplazante en el futuro. Tiene cintura política y llegada a la gente, en igual medida carece de rodaje político propio; siempre a la sombra de su mentor – que lo resguarda – deberá demostrar ahora que es válida la esperanza depositada en él.

Alba Sicevich, ex concejal, tiene desde hoy a su cargo la estratégica Secretaría de Gestión. Justamente, lo que más falta. Se impone el ordenamiento del gasto en forma urgente, con una planta de trajadores y contratados exorbitante, en Calchaquí cuesta hasta llegar a cumplir con el regado de calles. Ni hablar ya de pensar en obras mayores.

Se sabe que tiene capacidad de trabajo y que es una caminadora incansable de los barrios lo barrios, cualidad que le otorga gran caudal de conocimiento de la realidad social de la ciudad. En su nuevo rol, deberá sacar a relucir su profesión de contadora: en Calchaquí no hay más plata para dilapidar, o se hacen obras o se hace asistencialismo. Y en esa encrucijada Cuello y todo su grupo se juegan su permanencia en el sillón de la Roque Sáenz Peña 1115.

Por último, Eugenio Pispi Valiente sorprendió al recaer en la Secretaría de la Producción, hasta ayer estuvo en manos de Spreggero. El intendente resolvió darle la oportunidad a su ex ladero político, que lo acompañara en la década del 90.

Valiente, con relación inmejorable con el mundo empresario, aunque muy resistido al mismo tiempo por sus formas al interactuar con los demás, es una incógnita. Es posible que le pueda dar dinamismo a la actividad productiva de una ciudad con empresas de punta y Pymes varias, pero se ve a priori dificil que pueda recuperar voluntades, leáse electores. No es su perfil, aunque se verá.

Cuello hace una apuesta fuerte con los cambios, no hacia el electorado, porque no son figuras de peso que puedan mejorar la percepción social sobre la gestión municipal. Sino hacia adentro de sus propias huestes, que ven con preocupación que el declive que comenzó el 22 de octubre con una derrota electoral sin atenuantes puede aún volverse más pronunciado.