La ONU llamó a una reunión de emergencia

''

La decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y llevar la embajada de los Estados Unidos a esa ciudad está teniendo las primeras repercusiones. Primero, fueron los países de la región de Medio Oriente que se opusieron a la movida del republicano. Ahora, previendo una escalada de tensión en la zona, el Consejo de Seguridad de la ONU llamó a una reunión de urgencia para el próximo viernes.

De esta forma, el organismo dará una respuesta oficial sobre el anuncio unilateral de Trump, que había sido una promesa de campaña. La reunión de urgencia fue solicitada por ocho de los quince integrantes del consejo: Bolivia, Egipto, Francia, Italia, el Reino Unido, Senegal, Suecia y Uruguay, según informaron fuentes diplomáticas.

La misión francesa ante la ONU confirmó la fecha del encuentro. Trump dio la orden de iniciar el proceso de traslado de la embajada desde Tel Aviv a Jerusalén, una determinación polémica.

Al conocer la noticia, el secretario general de la ONU, António Guterres, insistió en la necesidad de que el estatus final de Jerusalén sea resuelto en negociaciones directas entre israelíes y palestinos. El funcionario reiteró su oposición a cualquier “medida unilateral” que pueda poner en riesgo el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

En su discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, Trump instruyó a su Gobierno a “contratar arquitectos” para construir una nueva embajada en Jerusalén que será “un tributo magnífico a la paz”. “Ese proceso comenzará de inmediato, aseguró, en lo que definió como un mero “reconocimiento de la realidad” que existe en Israel. Con el traslado “reconocemos finalmente lo obvio: que Jerusalén es la capital de Israel”, añadió.

“Después de más de dos décadas de posponer (la implementación de esa ley), no estamos más cerca de un acuerdo duradero de paz”, señaló Trump, al asegurar que no tiene sentido pensar que “repetir la misma fórmula exacta” dará un resultado diferente.