Balangione: “La ley atenta contra la división de poderes”

''

“Y sí, estoy en contra con la única argumentación que puede haber, que corresponde con un Estado republicano como nosotros tenemos por mando de la constitución nacional y provincial. El tema de la república implica la división de poderes y la razón de ser de esta división es la posibilidad de control entre ellos en relación a cómo llevar sus acciones” señaló la defensora general de la provincia, Jaquelina Balangione.

La ley

“El poder judicial tenía un sistema de control disciplinario y un régimen sancionatorio que estaba en armonía con lo que contempla la constitución provincial. Por una ley se decide modificar esta ley, que no es imposible se puede modificar porque lo nuestro está en una ley no en una constitución” explicó la entrevistada al aire en Cadena Oh! 

“Ahora se pasa directamente al poder legislativo, de una manera unilateral, los otros poderes del Estado no participamos de este debate ni nosotros que somos los implicados. Se habían dado muchos pasos adelante con el sistema penal, faltaba avanzar como todo cambio en los sistemas, pero estábamos transitando las transformaciones, la implementación de las reformas son muchos procesos” apuntó fuertemente Balangione

Consecuencias

“Esto genera un vaciamiento de poder en el Ministerio Público de la Acusación  y en el servicio público de la defensa al sacarnos el poder disciplinario, por el control directo por un sistema de mayoría de los legisladores sobre fiscales y defensores. Estamos en consonancia con la constitución y los estándares internacionales que son de aplicación y cumplimiento obligatorio y eso es lo que nos sacan” enfatizó. “Hay que reforzar a las instituciones, no lo contrario”.

“A simple viste luce inconstitucional porque genera un control directo de los legisladores sobre magistrados y funcionarios del poder judicial. Hay un informe de la comisión interamericana de derechos humanos sobre las garantías de los operadores de justicia, tenemos que tener la misma garantía de actuar de manera independiente que tienen los jueces” finalizó. 

Vale recordar que el debate está abierto y ahora será el gobernador Miguel Lifschitz quien tendrá que mover la próxima pieza. El mandatario tiene la posibilidad de vetar las modificaciones a las leyes 13.013 y 13.014 o reglamentarlas. Si se decide por el veto la Legislatura tendrá la posibilidad de rechazarlo, algo que parece posible porque los cambios salieron por unanimidad en ambas cámaras. Si promulga la sanción de la Legislatura, los fiscales y defensores pueden pedir la inconstitucionalidad de la ley.