Theresa May estuvo cerca de sufrir un atentado

''

Uno habría querido unirse al Estado Islámico; otro, habría preparado dos bombas caseras. Los servicios de Inteligencia británicos detuvieron a ambos tras acusarlos de organizar un plan para atacar a la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, en el 10 de Downing Street, en la histórica Westminster.

Los jóvenes, de 20 y 21 años, estudiaban explotar una bomba casera en la puerta de la residencia oficial en Londres. El supuesto ataque, sin fecha precisa de concreción, también incluía chalecos suicidas, armas blancas y gas pimienta.

Según explicaron, uno de los detenidos es Zakariyah Rahaman y tiene un perfil de terrorista solitario inspirado en ideas yihadistas.

El MI5, el servicio de inteligencia británico, ya impidió nueve ataques terroristas desde que May está en el 10 de Downing Street como primera ministra. En los últimos cuatro años, además, desbarató 22 planes, según informó el propio jefe del histórico servicio de Inteligencia, Andrew Parker, a The Telegraph.

Este año, sin embargo, 36 personas fueron asesinadas y más de 200 heridas en ataques en Londres y Manchester.