La nieta recuperada aseguró: “Se me completó la vida”

''

“Se me completó la vida”, aseguró este mediodía Andrea, la nieta 126, recientemente recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo.

A sus 40 años, la hija de los militantes desaparecidos Violeta Graciela Ortolani y Edgardo Garnier descubrió su identidad y se mostró emocionada y feliz. “Me dijeron que había información que me iban a decir personalmente y ahí ya empecé a sospechar. Me puse muy, muy ansiosa. Una compañera del trabajo me dijo ”no podés ir sola en este estado” y me acompañó y ahí me enteré de la feliz noticia”, relató.

“Ya todos saben que estoy feliz, plena. Con esa ficha del rompecabezas es como que se armó otro rompecabezas, con una familia más grande y hermosa”, indicó. Además, detalló cómo se sintió al conocer la noticia. “La sensación fue distinta, pasé de ser abandonada, vendida, regalada, no deseaba y de vivir con eso, a sentir que fui querida deseada, buscada, y que tengo una familia hermosa. Tengo una abuela, no lo puedo creer, que es una genia, ya la quiero.

Violeta fue secuestrada el 14 de diciembre de 1976 en el Barrio La Granja, La Plata. Tenía 23 años y estaba embarazada de ocho meses. Edgardo fue secuestrado el 8 de febrero de 1977 en la ciudad de La Plata.

“Para mí es ese bebé que nunca tuve en mis brazos y desde hoy voy a volver a tener”, aseguró la tía paterna.

Ayer, Abuelas de Plaza de Mayo había anunciado la recuperación de la nieta 126 y convocó a una conferencia en su sede de Virrey Cevallos 592.