Campaña solidaria para ayudar a la comunidad Qom

''

De Santa Fe al Chaco, campaña solidaria de corazón a corazón, así se llama la acción que pusieron en marcha un grupo de santafesinos para colaborar con la comunidad Qom, la escuela y el centro de salud del Paraje 10 de Mayo, de la localidad chaqueña de Pampa del Indio. Hasta el miércoles se pueden recibir las donaciones porque el jueves parte una camioneta con lo recaudado.

Los que quieren ser parte de este “viaje solidario” pueden acercar elementos de primeros auxilios, medicamentos de venta libre, pelotas de fútbol y vóley y redes, alimentos no perecederos, juguetes, material didáctico, y ropa y calzado para niños y niñas. También si alguien está interesado en apoyar la causa, necesitan un segundo vehículo para trasladar las cosas porque hasta el momento son tantas que no alcanza con una sola movilidad.

Los puntos de recepción y contactos son Radio Activa-FM 93.1, teléfono 4120981 (Alberdi 6724, de 10 a 18 y recibe Sonia); Mónica Tarragona, teléfono 156152112; José Gufanti, 155377230; y Marcela Francio, 154355607. Los interesados en colaborar se pueden comunicar a estos números y coordinar cómo y cuándo retirar lo donado.

De corazón a corazón

Mónica Tarragona es una de las impulsoras de esta idea junto a su amiga Marcela y Silvia Chena desde Chaco. Ella relató a UNO Santa Fe cómo nació esta idea: “Tengo una amiga viviendo en Pampa del Indio e hizo una entrevista para una radio de Santa Fe el pasado 12 de octubre donde contó como vive la comunidad, el paisaje y todas las necesidades que tienen sus integrantes. Como me conocían me llamaron y me preguntaron si podíamos hacer algo junto con mi amiga por ellos. Entonces me contacté con Silvia, me describió como era la situación y hasta nos mandó un audio muy lindo donde detallan las cosas que necesitan”.

Fue así como se puso en marcha la campaña y la intención era hacerla de boca en boca, con los contactos y amigos, pero “la bolilla se corrió y por eso logramos juntar muchas cosas”, dijo Mónica y contó que “hay muchas cosas, la mayoría es ropa; y lo que nos está faltando son algunos juguetes que nos pidieron para completar la cantidad de chicos, pero también juntamos muchos alimentos no perecederos”.

Tarragona contó que la entrega “va a ser de persona a persona” por eso necesitan llevar todo lo recolectada y ante esto Mónica pidió: “La camioneta parte el jueves a las 20 y la idea es conseguir una movilidad más para poder llevar todo, porque con una sola van a quedar cosas”.

Una de las impulsoras de esta idea contó que “cuando se puso en marcha la campaña uno de los pedidos fue que se entreguen las cosas a la misma comunidad, que ellos se organicen y sean los responsables de darle las cosas a los más necesitados”.

Luego dio más detalles: “Allí son más o menos unos 40 chicos y hay una escuela que funciona en época de clases y cuando termina el ciclo lectivo cierra y no queda ningún personal; y ellos se van a sus casas que están a muchos kilómetros en el monte, pero hay muchos que se quedan en los parajes. Estas donaciones son para el comedor porque las mamás aborígenes se juntan y cocinan para darle a los chicos”.

Mónica es docente y visitó junto a otras personas estos lugares como misionera en varias ocasiones y esta no es la primera campaña sino que ya hicieron otras también con resultados positivos. Marcela es santafesina como Silvia, pero esta última vive allá y capacita a varias comunidades de distintos parajes. Mónica vivió en el Chaco siete años y la idea junto a otro grupo era radicarse definitivamente allí como una experiencia de vida, muchos se quedaron y ella se volvió por falta de adaptación al clima.