Almirón: “Mi vida no es una revancha”

''

Jorge Almirón, el director técnico más ganador de la historia de Lanús, cosechó hoy un sentido reconocimiento del club y los doce mil hinchas que asistieron a La Fortaleza para presenciar el último partido de su ciclo: un insulso empate sin goles con Vélez por la Superliga.

Almirón tuvo una cariñosa despedida a tres días de anunciar su alejamiento luego de perder la final de la Copa Libertadores, el momento cumbre de un proceso comenzado en diciembre de 2015.

Antes del partido, el presidente de la institución, Nicolás Russo, le entregó una plaqueta en la mitad de la cancha, escoltado por todo el cuerpo técnico, y con el sonoro aplauso de un estadio todavía dolido por la frustración copera.

“Club Atlético Lanús a Jorge Almirón en reconocimiento a su exitosa labor como director técnico de nuestra institución” fue la frase grabada junto a la figura de las tres copas obtenidas en su gestión.

“Le agradezco a los jugadores y a la gente. Fue un buen proceso. Todos fueron importantes, hasta los que no están y los que jugaron poco”, dijo el DT una vez que finalizó el partido en La Fortaleza.

Antes de que ponga en marcha su viaje a España para cerrar la negociación con Las Palmas, el DT hizo un balance de su trabajo en Argentina y ante la pregunta de su paso por Independiente sostuvo: “No vivo con revancha, mi vida no es así. Esa palabra no está en mi vocabulario”.

ganó el torneo de Primera Divisíón y la Copa del Bicentenario en 2016; y la Supercopa Argentina en el 2017.

Almirón ganó el torneo de Primera Divisíón y la Copa del Bicentenario en 2016, la Supercopa Argentina en el 2017 y además condujo a la institución a la primera final de la Copa Libertadores de su historia en 2017, donde cayó ante Gremio de Porto Alegre por 1-0, en Brasil, y 2-1, en La Fortaleza Granate.