Carlos Baldomir cambió de abogado

''

El 18 de noviembre se cumplió un año de la detención del “Tata” Carlos Baldomir, el ex campeón mundial de boxeo acusado por el delito de abuso sexual agravado por el vínculo y la situación de convivencia, en perjuicio de la menor de sus hijas. Desde entonces, sus abogados -ya recibió asistencia de tres equipos técnicos- realizaron una serie de planteos que hasta el momento no han tenido asidero en la Justicia.

Días pasados, la defensa de Baldomir fue asumida por el Dr. Martín Durando, quien ratificó la noticia de que “se ha puesto en contacto con el estudio”. En tanto, adelantó que “lo que urge es revisar su situación en cuanto a la prisión preventiva que viene sufriendo”, que ya traspuso la barrera del año.

El boxeador lleva detenido un año y la situación actual es lograr que él tenga el derecho de revisar -por el tiempo que transcurrió- si corresponde o no que se mantenga su prisión preventiva.

El abogado manifestó que “os argumentos para pedir su libertad son los que establece claramente la ley, el código procesal en este caso, que es el transcurso del tiempo desde que fue detenido. Pero además, han surgido nuevas evidencias, que oportunamente se presentarán y que ameritarían que transcurra el proceso en estado de libertad”.

Hoy está alojado en la dependencia de Las Flores y dicen allegados al ex campeón de bpxeo que su estado anímico es dentro de todo bueno. Aparte tiene esperanzas en que esto se resuelva y obviamente favorablemente para él.

Prisión preventiva
Baldomir fue privado de su libertad el 18 de noviembre de 2016 en la ciudad de Junín, provincia de Buenos Aires, donde vivía junto a su nueva familia -su mujer y un hijo de 4 años- y se ganaba la vida explotando un gimnasio. La detención la requirió el fiscal Omar de Pedro, tras la denuncia radicada por la ex esposa del boxeador, en el Centro de Orientación a la Víctima de Violencia Familiar y Sexual de la Unidad Regional Uno.
El 24 de noviembre pasado la jueza de la investigación penal preparatoria, Sandra Valenti, dictó la prisión preventiva del ex boxeador de 46 años. Según se pudo acreditar en dicha instancia, la hija menor del Baldomir pudo contarle a su madre recién en junio de 2016, cuando tenía 14, los episodios sufridos durante la mitad de su vida; los que luego fueron oficializados en una presentación realizada el 29 de octubre de 2016.
La víctima hizo referencia al menos a cuatro momentos. El primero de ellos se sitúa en lo que en la familia Baldomir se conocía como “la casa grande de calle Alberdi” (Alberdi al 5600 de barrio Sargento Cabral), en el año 2009 luego de haber obtenido el título de la categoría welter. En aquel momento, la niña tenía entre 6 y 7 años y fue obligada a guardar silencio, que “no se lo contara a nadie, menos a su madre”, refiere la resolución.
Ése y otros episodios presuntamente ocurridos entre 2014 y 2015 en Junín, en ocasión que la jovencita visitara a su padre, fueron convalidados en primera instancia y ratificados el 29 de diciembre mediante resolución dictada por el juez de Cámara Jorge Andrés.