Se duplicará la capacidad de la POI del norte rafaelino

''

En un plazo de entre 45 y 60 días el nuevo módulo estaría en condiciones de comenzar a producir agua potable, agregando un volumen de 1.200 metros cúbicos por día, caudal que beneficiará a varios barrios, pero principalmente al Zazpe y al Virgen del Rosario. El equipo que se incorporará llegó ayer a las instalaciones ubicadas en el barrio Mora y comenzará a ser instalado en los próximos días. 

Desde hace algunos meses ya funciona el primer módulo de la POI, que también entrega 1.200 metros cúbicos diarios. La instalación de la planta fue una solución aportada por ASSA para atender la demanda de la zona Norte, que está en un extremo de la red y era la que más sufría las consecuencias de la escasez de volumen suficiente para abastecer a la ciudad. 

Con la puesta en marcha de la POI, se atendió principalmente a la problemática del barrio Mora, cuya demanda diaria a la POI es de unos 550 metros cúbicos diarios. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el barrio crece prácticamente día a día, porque se están construyendo nuevas viviendas en distintos loteos, como el Mi Tierra, Mi Casa; del cupo asignado a trabajadores de la CGT, entre otros. Teniendo en cuenta esa expansión, la POI fue diseñada para atender no solo a las viviendas actuales, sino también considerando la expectativa de expansión que requerirá el servicio, cuando se agreguen las conexiones del barrio Zazpe –donde también hay un importante loteo de Mi Tierra, Mi Casa, cuyos propietarios están comenzando a construir sus viviendas- y otras del barrio Virgen del Rosario y del Loteo Plaza II, que está ubicado al Este de calle Aconcagua, pero donde todavía no hay provisión de agua potable porque el sector no está conectado a la red.

Con el nuevo módulo no sobrará agua, sino que se permitirá mejorar las condiciones del servicio a esos sectores, y también indirectamente a los barrios Italia y Sarmiento. Se completará, además, la capacidad de procesamiento prevista originalmente, de 2.400 metros cúbicos por día, lo que equivale aproximadamente a un 8% del total de agua que se consume en la ciudad en promedio en un día. 

Como se sabe, las Plantas de Ósmosis Inversa que funcionan en Rafaela son dos. Una está ubicada en la Zona Sur, y tiene más capacidad de procesamiento. El agua potable que producen los módulos de la POI Sur se vuelca a la red domiciliaria de Rafaela en su totalidad. Constituye un porcentaje superior al 15% del total de agua promedio que se bombea a las cañerías. 

La POI de la Zona Norte comenzó a operar este año, primero con el módulo de 1.200 metros cúbicos diarios, al que se agregará este nuevo módulo. A diferencia de la POI Sur, donde el agua se mezcla con la que viene desde el acueducto Esperanza-Rafaela y sale a la red por la estación de bombeo común de la Planta de ASSA en Bv. Yrigoyen, la POI Norte va directamente  a los caños de los barrios de la zona Noreste, que son los que mayores problemas tienen por la distancia que los separan de la estación de bombeo, ubicada en el otro extremo de la ciudad. De ahí que el volumen de agua que se produce en la POI Norte tiene un amplio impacto favorable para esos sectores. 

En cuanto al plazo de finalización de la instalación del módulo, el cálculo más optimista es de 45 días, pero siempre hay que tener en cuenta que se trata de procedimientos complejos, que requieren conexiones a cañerías soterradas, tableros eléctricos, sensores y la atención de múltiples detalles técnicos, por lo que recién podría entrar en servicio entre fines de enero y principios de febrero. De todas maneras, si los plazos se cumplen, llegaría a tiempo para mejorar el abastecimiento en esa parte de la ciudad en la segunda parte del verano.