Destrozaron la fuente de la plaza Sarmiento

''

Los cuatro patos que decoran la fuente de la plaza Sarmiento fueron destrozados por manos anónimas y ahora deberán ser restaurados. Al parecer, los autores de los daños creyeron que eran de bronce y pretendieron robarlos. Una vez que advirtieron que no fueron realizados con ese material, desistieron de llevárselos, pero igualmente los dañaron con saña.

Estos elementos ornamentales tienen una pátina que simula ser bronce, justamente para evitar que los roben en función de su alto valor de reventa.

No obstante, la fuente fue blanco del vandalismo que en la ciudad se repite en los espacios públicos.

El tema generó un fuerte debate en los últimos meses, a partir de que se supo que la Municipalidad gastará este año 3,6 millones de pesos en seguridad privada destinada a los predios que están bajo la órbita del área Deporte Comunitario. La información trascendió luego de que hiciera el llamado a licitación correspondiente para cubrir la vigilancia en los diferentes espacios.

La Intendencia decidió renovar la contratación de personal privado de control para los 16 sitios de esa dirección general, que incluye, por ejemplo, los polideportivos 9 de Julio y del Mercado, en la zona sur, además del Belgrano, ubicado cerca del Monumento a la Bandera.

Es más, en lo que respecta a la totalidad de los edificios y predios públicos, el municipio licitó la contratación de agencias de seguridad privada para custodiar y vigilar centros de distritos, de salud y deportivos, entre otros sitios, por unos 28 millones de pesos.

Por eso, a fines de septiembre se disparó el debate sobre el rol de la Guardia Urbana Municipal (GUM). Una ONG y la oposición cuestionaron la “tercerización” del control de espacios públicos, cuando esa “misión” fue asignada desde su creación a la fuerza local.

Ahora, un hecho llamativo tuvo lugar en la céntrica plaza Sarmiento que, además, acaba de ser remodelada. Justamente, el pasado sábado 5 de agosto el predio quedó rehabilitado tras quedar finalizadas las últimas dos etapas de la obra de remodelación integral que dejaron al espacio verde del área histórica de la ciudad completamente renovado.

Uno de los cambios más significativos de la obra en la plaza Sarmiento fue la readecuación de las paradas sobre San Juan y la disposición de nuevos refugios para la espera del transporte urbano de pasajeros. Pero además, se embelleció, reparó e iluminó la histórica fuente donada por la comunidad belga.

Según pudo saber LaCapital, hace alrededor de dos semanas, los patos que decoran la obra aparecieron destrozados, fundamentalmente uno de ellos que quedó tirado a un metro de la fuente. Testigos de lo sucedido contaron que “seguramente lo sacaron creyendo que era de bronce. Pero, al darse cuenta de que está hecho de otro material, lo arrojaron por ahí”.

De todos modos, eso no fue óbice para que el resto de los patos fuera vandalizado. En algunos casos, quedaron acostados sobre la misma fuente, casi salidos de su lugar y, en otros, claramente deteriorados, por ejemplo con las alas quebradas.

Por eso, restauradores de la Municipalidad tuvieron que retirarlos para tratar de recuperarlos. Por estas horas, se analiza si eso podrá ser factible o deberán crearlos nuevamente, una opción que demandaría varios meses.

Es que se trata de réplicas muy bien logradas a partir del único pato original de bronce que quedaba en la por largos años abandonada fuente.

La obra artística en cuestión tiene un alto valor patrimonial y su reciente remodelación fue bien recibida en la ciudad. En los trabajos, se intentó mantener el modelo original y sólo se hizo una leve modificación en el estanque. En tanto, el único pato de bronce que quedaba fue preservado en talleres municipales.

Por otro lado, la destrucción de los elementos ornamentales se produjo aun cuando la fuente tiene una reja perimetral que, ahora, se evalúa elevar.