Toyota cierra el año con lanzamiento por partida doble

''

A pocas semanas para finalizar 2017, Toyota presentó dos versiones actualizadas de sus modelos tope de gama para diferentes segmentos.

Por un lado el Camry, que se ubica por encima del Corolla, y por el otro el Land Cruiser Prado, el SUV más grande e importante de la compañía.

En el caso del Camry, corresponde a la octava generación, que cuenta con un rediseño completo basado en la nueva Arquitectura Global de Toyota (TNGA), configurado en las ya conocidas versiones L4 y V6.

El Camry cuenta con una renovada plataforma. Entre las principales novedades, incorporan un nuevo techo de diseño panorámico que se extiende hasta las plazas traseras.

Ambas versiones, si bien se diferencian en motorización y transmisión, comparten muchas más especificaciones que en su anterior generación.

Dentro de la versión V6, se destaca su motor que combinado con una nueva caja automática de 8 velocidades, entrega una potencia de hasta 302CV.

Además, el nuevo Camry es el segundo vehículo en Argentina-después del Prius-en incorporar el l método de fabricación TNGA. Éste está basado en la utilización de plataformas modulares que buscan optimizar los procesos de fabricación, mejorando la calidad de los productos, lo que se traduce en vehículos más atractivos, seguros y placenteros.

En cuanto a su diseño, tiene un frente renovado que realza su presencia a partir del diseño agresivo de sus ópticas y de la parrilla inferior.

Las ópticas delanteras ahora cambian su tecnología Xenón a LED dándole un aspecto más juvenil y mejorando la visibilidad en diversos caminos.

En la vista lateral, la línea de cintura perfectamente definida proporciona la apariencia de un centro de gravedad más bajo y enfatiza el look deportivo.

En tecnología, cuenta con el display de información de 7″, se ubica en el tablero entre el velocímetro y el tacómetro y brinda todos los datos de manejo necesarios para el conductor. Puede controlarse desde el volante.

El sistema de audio posee una pantalla táctil de 8″, con GPS, TV digital, DVD, Mp3, Bluetooth® con manos libres, USB, entrada auxiliar de audio y 6 parlantes. También puede controlarse desde los comandos al volante.

Motorización

La versión L4 cuenta con un motor 2AR-FE Toyota de 2.5 litros (2.494cc), 4 cilindros en línea, 16 válvulas con doble árbol de levas a la cabeza comandadas por cadena.

Cumple con la normativa de emisiones Euro5 y cuenta con sistema Doble VVT-i. La potencia máxima del motor L4 del Nuevo Camry es de 181CV.

La versión V6 incorpora una nueva motorización 2GR-FKS Toyota de 3.5 litros (3.456cc), 6 cilindros en V, 24 válvulas con doble árbol de levas por bancada comandados por cadena, cumple con la normativa de emisiones Euro5 y cuenta con sistema Doble VVT-i.

La potencia máxima del motor V6 del Nuevo Camry es de 302CV (+25CV vs. generación anterior).

La versión L4 mantiene la transmisión automática de 6 velocidades con comando secuencial y control electrónico ECT.

Por su parte, la versión V6 incorpora una nueva transmisión automática Direct Shift-8AT. Esta nueva caja con comando secuencial otorga una excelente experiencia de manejo que combina de forma eficiente agilidad, potencia y confort.

En seguridad, el Camry mantiene sus altos estándares en seguridad, tanto activa como pasiva, con Control de estabilidad (VSC), Control de tracción (TRC), Asistente de arranque en pendientes (HAC), Sistema de dirección adaptativo de luces (AFS) y Frenos con ABS, BA y EBD. También cuenta con faros antiniebla delanteros y traseros.

En lo que a seguridad pasiva se refiere el nuevo Camry cuenta con 7 airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor) y Anclajes isofix (x2).

Los precios son:

-L4: u$s52.000

– V6:u$s64.300

El SUV: Land Cruiser Prado

En el caso del Land Cruiser Prado, tiene cambios en el diseño, con un frontal reformulado, generando una línea de semejanza con el resto de la familia Land Cruiser.

Está equipada con un motor naftero 4.0 V6, de 275CV y con un torque máximo de 381Nm, asociado a una transmisión automática de 6 marchas con comando secuencial. La tracción es 4×4 integral permanente con diferencial central LSD en ambas versiones, y agrega en la versión VX bloqueo de diferencial trasero.

En diseño, las nuevas características alinean la trompa, ahora más elevada, con la línea de las puertas y mantiene las líneas de parrilla verticales, propia de la identidad de LC Prado, resultando en una imagen aún más firme y robusta, pero a su vez refinada.

También incorpora un nuevo y más moderno diseño del paragolpes, faros delanteros Bi-LED, y faros rompeniebla delanteros de LED (ambos disponibles en las versiones VX y TX-L).

El paragolpes trasero muestra ahora esquinas más ensanchadas, dándole al vehículo una apariencia más sólida y estable. Por su parte, las luces traseras mantienen el distintivo e icónico diseño en doble “C” con una nueva y una redefinida combinación de colores, resultando en una imagen más moderna.

Las llantas de 18″ (VX) mantienen el mismo diseño, pero adoptan una tonalidad más brillante, resultando más modernas y sofisticadas. Por su parte, las llantas de 17″ (TX-L) mantienen el color, pero sobre un nuevo diseño, más dinámico y deportivo.

Por dentro, tiene el instrumental de 4 agujas, acompañado por una pantalla TFT de 4.2″, presenta un estilo refinado y a su vez robusto, y que permite una fácil lectura de la información.

Este rediseño de Land Cruiser Prado adopta además el volante de su hermana mayor, la Land Cruiser 200, dotado de detalles símil madera con tonos suaves y elegantes, que ayudan a refrescar la imagen interior del habitáculo.

En equipamiento suma, en ambas versiones, un nuevo sistema de audio con pantalla táctil de 9″, Multi-Terrain Monitor System (vista 360°, compuesta por cámaras en: parrilla frontal, espejos exteriores y cobertor de rueda de auxilio), Crawl Control y Multi terrain Selector, Faros delanteros Bi-LED con DRL, luces rompeniebla delanteros y traseros de LED, asientos delanteros calefaccionados y ventilados, consola delantera y trasera porta objetos refrigerada.

Además, la versión VX suma bloqueo de diferencial trasero (adicional al bloqueo de diferencial central que equipa ambas versiones) y sensor de lluvia.

Es de destacar que la LC Prado incorpora asientos calefaccionados para la segunda fila de asientos, en ambas versiones, y que en el caso de la versión VX la tercera fila de asientos se rebate eléctricamente (50/50).

En seguridad, cuenta con ABS con EBD (Distribución electrónica de la fuerza de frenado) y BA (Asistente de frenado de emergencia), Luces de frenado de emergencia (EBS), Control de estabilidad (VSC), Control de tracción activo (A-TRC) y Asistente de arranque en pendientes (HAC) y Control de descenso en pendientes (DAC).

Ambas versiones de Land Cruiser Prado cuentan con Airbags frontales, laterales y de cortina para conductor y acompañante, Airbag de rodilla para conductor y Airbags de cortina para pasajeros de 2da y 3era fila de asientos. Todas las plazas poseen cinturones de seguridad inerciales de 3 puntos y para los asientos delanteros incorpora además con pretensionador y limitador de fuerza.

Los precios de LC Prado son:

– LC Prado TXL A/T: u$s92.800

– LC Prado VX A/T:u$s 102.600

iprofesional