La industria acumula una suba del 2%

''

En la misma semana que se realizó la Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina, en la que los empresarios pidieron al Gobierno avanzar con las reformas laboral y tributaria, los números de la actividad fabril revelan un impasse en la recuperación.

El Índice de Producción Industrial (IPI) de la consultora FIEL registró en octubre un crecimiento de 2,7% respecto al mismo mes del año anterior. Sin embargo, en septiembre la suba había sido bastante más fuerte, en el orden del 5,6%.

El avance en la producción de minerales no metálicos, la siderurgia, la producción automotriz, la de papel y celulosa y alimentos y bebidas, compensaron el retroceso en la refinación de petróleo, al tiempo que la producción de químicos y plásticos moderó su ritmo de crecimiento.La desaceleración en la reactivación queda también en evidencia al considerar que en relación al mes anterior (septiembre), la producción industrial registró un retroceso de 2,7%.

No obstante, en el acumulado para los primeros diez meses del año y en la comparación interanual, la actividad industrial registró un crecimiento de 2%, lo que sigue siendo un dato positivo y en línea con las expectativas del Gobierno.

En el acumulado para los primeros diez meses del año y en la comparación interanual, la producción de minerales no metálicos (9,3%) lidera el ranking sectorial de crecimiento, seguida de la producción siderúrgica (7,3%) y el sector de químicos y plásticos (4,1%).

Asimismo, tres ramas de actividad registran un crecimiento inferior al promedio de la industria, comenzando con la producción automotriz (1,5%) y siguiendo con la metalmecánica (1,4%) y los despachos de cigarrillos (0,6%).

Finalmente, cuatro ramas industriales aún muestran un retroceso interanual en el acumulado enero-octubre: alimentos y bebidas (0,6%), producción de papel y celulosa (‐1,2%), insumos textiles (1,4%) y proceso de petróleo (‐2.8%).

Tomando en cuenta la clasificación de la actividad industrial por tipo de bienes, para los primeros diez meses, la producción de bienes de capital continúa liderando el ranking de crecimiento, acumulando un avance de 11,9%, seguida de la producción de bienes de uso intermedio que moderó su dinámica de crecimiento acumulando en diez meses un avance interanual de 4%.

Por su parte, los bienes de consumo no durables mantienen el ritmo de caída en 0,4%, mientras que en el caso de los durables la contracción alcanza a 2,9%, en diez meses y en la comparación interanual.

Desde FIEL destacan que “la presente fase expansiva alcanza una duración de trece meses”, pero también advierten que el crecimiento acumulado es “inferior al promedio de las fases de recuperación desde 1980”.

Expectativas oficiales

El secretario de Industria, Martín Echegoyen, afirmó esta semana que “la producción industrial cerrará el año con un crecimiento superior al 2%”, no obstante indicó que hay sectores como textil y calzado que aún les cuesta recuperarse.

“La actividad industrial se consolida como motor del crecimiento económico con ya seis meses de avance consecutivo y el desafío que tenemos es mantener este crecimiento por muchos años en forma sustentable”, dijo Echegoyen.

Sin embargo, el funcionario indicó que “en el acumulado del año hay sectores que todavía están por debajo de 2016”, y mencionó como ejemplos a los rubros textil y al de calzado.

“Son a los que más les está costando recuperar”, indicó al respecto, y destacó la ayuda del gobierno “con herramientas como el Ahora 3 y 6 cuotas sin interés”.

Etchegoyen mencionó además el trabajo gubernamental sobre un proyecto de ley “para reducir el costo laboral en el sector, sostener la demanda y cuidar el empleo, que es lo que más nos preocupa”.

Sobre la recuperación del sector, el titular de la Secretaría de Industria destacó la recuperación de Brasil, lo cual es “una muy buena noticia para la industria argentina”, como también la apertura de mercados de Colombia y Egipto.

“Argentina se está convirtiendo en un polo exportador de pick-ups para la región y estamos trabajando para mejorar la integración de autopartes locales que en los nuevos proyectos llega hasta el 40%”, concluyó.

 

iprofesional