Incertidumbre en los trabajadores del Beroiz

''

Alrededor de 50 trabajadores del Sanatorio Beroiz de Venado Tuerto están juntando firmas para clamar por el no cierre del efector privado y aducen que la situación es muy incierta pese a que hubo supuestamente un acuerdo entre el dueño del Beroiz, es decir el Sindicato de Camioneros de la provincia de Santa Fe, y el empresario Emilio Venturelli, propietario del Sanatorio San Martín, también de esa ciudad. Ahora, reina la incertidumbre entre los trabajadores y el silencio por parte de los gremialistas y del empresario venadense en torno al futuro del sanatorio.

La historia del Beroiz es francamente de novela. Idas y vueltas en los últimos años configuraron un escenario polémico entre los trabajadores y el sindicato. Sin embargo todo parecía encaminarse hacia la solución definitiva cuando el empresario Venturelli alquiló el sanatorio a mediados de éste año para finalmente adquirirlo en comodato por 10 años desde el 1º de noviembre.

La representante local del Sindicato de la Sanidad, Nora Quevedo, explicó que “la situación del Beroiz es incierta porque no tenemos conocimientos de que se haya firmado nada con el San Martín y la verdad es que el personal la está pasando muy mal. Desde Camioneros aseguran que van a seguir pagando los sueldos pero lo concreto es que Venturelli está en el exterior y no se puede avanzar en la solución definitiva del problema”.

Desde julio, el Beroiz fue alquilado parcialmente al nosocomio privado San Martín, propiedad de Venturelli. En principio lo que se está alquilando son alrededor de 10 camas, que son ocupadas por pacientes que son derivados del otro efector al Beroiz. Una vez culminado el plazo de alquiler, Venturelli acordó hacerse cargo por un plazo de 10 años a partir del 1º de noviembre de este año.

El Beroiz funcionó en su momento bajo la órbita de la Asociación Mutual de Camioneros, pero “ahora pasó a manos del Sindicato de Choferes de Camiones, pero la cosa sigue igual o peor. Son los mismos en ambos directorios. Una cosa muy confusa. Pero lo que importa es que no tenemos respuestas, ni soluciones, ni nada”, dijo Quevedo a este diario en agosto de este año. La situación parece no haber cambiado demasiado.

Firmas

Ayer, los empleados se dedicaron a la recolección de firmas para evitar el cierre aunque tampoco tienen certezas de que ello vaya a ocurrir teniendo en cuenta que un mes atrás se había destrabado el conflicto con la adquisición por parte de Venturelli en forma de alquilar y por un plazo de diez años.

Una de las delegadas, Sandra Paz, en diálogo FM Dale, sostuvo que “además de conservar la fuente laboral, es necesario que no se cierre este efector debido a la congestión que existe en los otros sanatorios. Por eso la gente se acerca voluntariamente a firmar nuestro petitorio. El martes, el sanatorio cumplió 9 años es muy triste la forma que la estamos celebrando, Abel Beroiz (líder camionero fallecido) compró este sanatorio para darle mejor servicio a sus afiliados y así estamos ahora”.

“No hay respuesta de las ningunas dos partes, ni del Sindicato ni de Emilio Venturelli que parece que ya no tiene más nada que ver. En su momento Venturelli nos reunió y nos dijo que nos quedáramos tranquilos porque él se iba a hacer cargo del personal con toda la antigüedad y reconociendo todos sus derechos. De hecho luego del 17 de octubre desde Camioneros nos informaron que a partir del 1º de noviembre pasábamos al Sanatorio San Martín. Pero cuando llego esa fecha nos pidieron una semana porque seguían las negociaciones y desde ese día no tuvimos más noticias”.