Trabajadores de Fabricaciones Militares adelantaron despidos

''

“A la fecha, ninguna de las fábricas superan un 20 por ciento de su capacidad de producción”. Con esa precisión, dirigentes de la Asociación de Trabajadores del estado (ATE) trazaron una radiografía de la actualidad de los cinco predios industriales que posee, en todo el país, Fabricaciones Militares, entre ellos, el de Fray Luis Beltrán.

Los gremialistas expresaron su preocupación no sólo por el presente, sino también por el futuro, y en ello, no descartan que se produzcan despidos.

“El 28 de enero de 2016 hubo 140 despidos. Ahora, el 31 de diciembre de este año vencen 1.684 contratos de compañeros que tienen entre 4 y 18 años de antigüedad, todos contratados, y nos preocupa que puede suceder”, advirtieron.

Consultados sobre la planta de operarios efectivos que dispone Fabricaciones Militares, sorprendieron al indicar que son, apenas, 330, esto es cinco veces menos que el plantel de contratados.

“·Si de mínima el gobierno no renueva esos contratos, entonces significará que Fabricaciones Militares cerrará, porque con 330 empleados no se puede operar siquiera una sola fábrica”, agregaron.

La preocupación del gremio lo llevó a exponer la situación en la Cámara de Diputados de la Nación, donde algunos legisladores recibieron a una comisión sindical.

“Parece un absurdo, pero no venimos a pedirles que nos ayuden a conseguir aumentos de salarios ni pases a planta permanente, a pesar de que la mayoría de los trabajadores de Fabricaciones Militares están precarizados. Venimos a plantear, de vuelta y como muchas veces en la historia de nuestro país, nuestra necesidad de seguir trabajando; venimos a plantear la importancia de que podamos seguir trabajando por la defensa de nuestro país. Nosotros venimos de ser críticos en los planes de desarrollo de la gestión anterior, pero existían planes de desarrollo. Uno tenía matices en la discusión, e insistíamos en la necesidad de pase a planta permanente de los compañeros, pero no discutíamos despidos. Discutíamos salarios y otras cosas, pero no despidos. Hoy, igual que en los ’90, tenemos que discutir la necesidad de conservar las fuentes de trabajo”, resumió Orestes Galeano, miembro de comisión directiva de ATE Nacional, a los diputados.