Mundial Master de Eslovenia: Medallas de oro para rosarinos

''

Carlos Maknis y Néstor Bodetto, remeros del club de Regatas Rosario, se trajeron seis medallas doradas y una de plata en las siete competencias que participaron del World Rowing Master Regattas de Eslovenia.

Fue en setiembre pasado, en una pista natural trazada en el lago de Bled. Allí, los deportistas rosarinos lograron podios en cada una de las carreras que tomaron parte. Y consiguieron la mejor perfomance desde que participan de este Mundial Master que se realiza anualmente.

Para alcanzar este logro, fue indispensable también el aporte de otros dos remeros argentinos que desde hace un tiempo están radicados en Madrid, España. Se trata de Marcos Morales y Gabriel Scortiquini, con quienes se completó el bote de cuatro que se quedó con cuatro medallas de oro. Las dos preseas doradas restantes llegaron con un ocho, que se terminó de conformar con cuatro competidores de nacionalidad alemana.

UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

“Fuimos por un objetivo y nos volvimos con más de lo esperado, esa es mi sensación, que estuvimos por encima de las expectativas que nos habíamos hecho”, reconoció Maknis, ingeniero de 47 años, lógicamente feliz por los resultados obtenidos.

“El año pasado habíamos participado en seis competencias y nos habíamos quedado con tres medallas de oro”, recordó el remero de Regatas Rosario. “La sensación de llegar primero a la meta es inigualable; uno va a participar con la ilusión de ganar, y esa adrenalina que se siente en cada competencia es única”, contó Maknis, que además valoró el apoyo familiar, de su señora Silvia y de sus hijos Lara, Ciro y Sol, para poder participar en este tipo de eventos internacionales.

Luego, Maknis explicó cuál fue una de las claves del éxito en la competencia. “A medida que van saliendo las cosas, uno gana en confianza; y algo de eso nos pasó en este Mundial; poníamos el bote en el agua y ya estábamos tranquilos, ya sabíamos que las cosas estaban bien”.

En la misma sintonía, Bodetto narró parte de su experiencia en Eslovenia. “En lo personal me tocó vivir emociones extra porque pude viajar acompañado con toda la familia”, contó el empresario rosarino de 50 años. Y detalló el escenario: “Estuvieron Claudia, mi mujer, y mis hijos Matías (20 años) y Caterina (17), que también reman en el equipo oficial de Regatas, y se coronaron campeón y subcampeona argentinos el último fin de semana, en el Nacional de Tigre. “El aliento de ellos en cada carrera, las fotos en las premiaciones, el compartir esos momentos únicos con la familia, genera una sensación inolvidable”, señaló el remero de Regatas.

Más tarde Bodetto graficó parte de lo experimentado con una vivencia. “Caterina cumplió los 17 años cuando estábamos allá; y después de que corrimos y ganamos un ocho, le cantamos el feliz cumpleaños con los compañeros alemanes en el pontón de llegada, fue algo único”.

“Año tras año nos asombra la cantidad de competidores que se va agregando y el nivel de exigencia, que también sube”, apuntó Bodetto sobre el Master, que contó con la cifra récord de más de 4.500 competidores en todas las categorías representando casi a 900 clubes de todo el mundo. “Y también es fantástico el tema de la organización, todo se hace en tiempo y forma, no se deja nada librado al azar, y se termina dando un espectáculo de jerarquía”, añadió el deportista rosarino.

El año que viene, el Master Rowing Regattas será en Sarasota, Estados Unidos. Y los remeros de Regatas ya lo tienen apuntado en su agenda. “Acá nadie te regala nada y uno siente que las cosas no salen por casualidad, entrenamos todo el año para esto, y si bien es cierto que siempre podés perder una carrera, uno compite con la tranquilidad de haberse preparado de la mejor manera”, dijo Maknis, quien además destacó el apoyo de Gustavo Pacheco, entrenador el equipo oficial de Regatas Rosario, y el poder contar con las instalaciones del club costero, cuna de grandes remeros como el inolvidable Alberto Demiddi.

El sacrificio de entrenar cada mañana, cruzar el Paraná en bote a primera hora del día, con el empuje único del amateurismo como uno de los motores primarios, pone a estos deportistas rosarinos en un lugar de privilegio. Los instala como un ejemplo más de que la pasión está por encima de lo que apunta el almanaque. El fuego sagrado de competir, eso los alimenta y los mantiene vigentes.

 

EL RESTO DEL EQUIPO

Otros tres remeros de Regatas Rosario participaron del Mundial de Eslovenia. Daniel Más (45), asesor económico; Germán Schreiber (33), analista de sistemas; y Ruben Tamagnone (59), empresario de la construcción, tomaron parte en distintas competencias del evento.

Mas fue el único singlista de la delegación rosarina. En esa especialidad, clasificó cuarto en la categoría C; y también se ubicó sexto en las categorías A y B. Además, logró el tercer lugar en doble categoría B junto a Schreiber. Mientras que Tamagnone, fue tercero integrando un cuatro sin timonel en categoría E. También fue cuarto en un cuatro sin timonel categoría D (entre 43 y 50 años), y en un cuatro con timonel E (50 y 57 años). Además, consiguió un segundo puesto integrando un ocho en categoría E, y se ubicó cuarto en la misma especialidad, pero en categoría F (más de 57 años).

CON ACENTO ESPAÑOL
El aporte de Marcos Morales y de Gabriel Scortiquini, los remeros rosarinos que están radicados en Madrid, nuevamente fue clave para la conquista de las medallas.

“Este fue el segundo Mundial que corremos con los chicos que viven en España (NdR. el del año pasado se realizó en Copenhague, Dinamarca), y con ellos hay una buena simbiosis”, explicó Maknis sobre el aporte de sus compañeros que residen en Europa. Y agregó: “Cada uno con su personalidad, conformamos un buen equipo”.