Pidieron se declare la ilegal la detención de la pareja de Jésica Ronsoni

''

La defensa particular de Fernando Ezequiel Oyola, detenido por el crimen de Jésica Ronsoni, la maestra asesinada en Circunvalación y Teniente Loza, el pasado 9 de octubre, solicitó esta mañana que se declare la ilegalidad de la detención de su defendido.

El pedido fue presentado por Martín Durando en una audiencia realizada en la Cámara de Apelaciones ante el juez Oscar Burtnik, quien en los próximos días deberá determinar si hace lugar al pedido o si ratifica los procedimientos efectuados desde el inicio de la causa.

El caso sucedió en la madrugada del 9 de octubre, cuando Ronsoni y Oyola, ambos pareja, regresaban de la ciudad de Recreo. A las 0.32, el novio de la joven llamó al 911 y contó que fue asaltado y que Ronsoni se encontraba sin vida.

Desde ese entonces, el muchacho de 24 años declaró ante los pesquisas de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) que todo había sido a causa de un asalto y cuyos autores habían sido dos sujetos que los interceptaron y que se trasladaban en un auto negro.

Con el devenir de la investigación, el fiscal a cargo de la causa, Andrés Marchi, determinó que la versión de Oyola era irreal y acusó al joven de haber sido quien montó una escena para terminar con la vida de Ronsoni. Incluso, indicó que el imputado había buscado por internet, los días previos, cómo dispararse y salir ileso.

La hipótesis expuesta determinó que el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva, resuelva enviar a la prisión a Oyola de manera preventiva hasta que llegue el juicio.

 

El pedido

La solicitud del defensor Durando se basó esta mañana en que se declare la ilegalidad de la detención por la que terminó arrestado su defendido el día en que Ronsoni fue hallada sin vida.

En este sentido, el letrado argumentó ante el juez de Segunda Instancia que no se cumplieron los plazos legales de detención del hoy imputado en el homicidio de la joven maestra. Es que el planteo del letrado sostiene que primero Oyola permaneció en calidad de “arrestado” y después pasó a ser “detenido”, dos figuras distintas y contempladas en el Código Procesal Penal actual.

Vale recordar que tras el hallazgo de la utilitaria en la que iban Ronsoni con su pareja, en la madrugada del lunes 9 de octubre, Oyola permaneció arrestado hasta la noche de ese mismo día, a las 21, cuando el fiscal Marchi ordenó que permanezca detenido, ya que tenía elementos para vincularlo al homicidio y achacarle la autoría.

Posteriormente, Oyola fue imputado ante el juez Jorge Patrizi el miércoles 11 de octubre, a 48 horas de que se disponga dicha “detención” y no a 24 horas como lo establece el Código de Procedimiento Penal de la provincia. Por esa razón, Durando consideró que deben computarse los plazos entre el arresto y detención.

Sobre esa situación, el abogado defensor del imputado se amparó en la apelación de esta mañana y centró su cuestionamiento para solicitar que se declare la ilegalidad de la detención.

En oposición, el fiscal Marchi rechazó el pedido de Durando y pidió que siga firme la detención de Oyola en la cárcel de Las Flores tras ser imputado por el delito de “homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y calificado por el vínculo”.

La próxima semana el juez de alzada deberá resolver si hace lugar al pedido expuesto por Durando o si confirma los plazos de detención que se dieron a lo largo de la investigación que llevó a que el juez Silva determine, en primera instancia, la prisión preventiva. En caso de que el camarista resuelva a favor de la defensa, Oyola quedaría en estado de libertad, aunque la medida podría ser apelada por Marchi.