Un testigo relaciona la muerte del “Fantasma” Paz con Los Monos

''

En el transcurso de la sexta jornada del juicio ala banda de Los Monos que se ventila delante en el nuevo Centro de Justicia Penal, un exmiembro de la disuelta División Judiciales avaló la hipótesis de que a Martín “Fantasma” Paz lo asesinaron por una deuda impaga a los miembros de la banda.

La jornada se inició con la declaración de un representante de la empresa de telecomunicaciones Nextel, quien tenía a su cargo los oficios enviados desde el juzgado de Juan Carlos Vienna sobre las intervenciones a los teléfonos celulares de la familia Cantero, entre otros.

Posteriormente pidió hablar por segunda vez en lo que va del juicio -lo hizo el segundo día- uno de los líderes de la banda de Los Monos, Ramón “Monchi Cantero” Machuca, quien reveló que conocía al policía Ariel Lotito -quien declaró a continuación- desde antes de que comenzara a investigarlos.

Según Monchi, ambos se conocieron en el cumpleaños de 15 de su hermana en el año 2011, adonde Lotito había realizado tareas de seguridad.

Posteriormente, “Monchi” comentó que un intermediario le solicitó una reunión porque le estaban armando una causa y le iban a pedir dinero para desligarlo.

Allí Monchi negó haber participado del asesinato del Fantasma Paz ni tener conocimiento de quién o quiénes podrían haber cometido el crimen por lo cual negó la posibilidad de negociar su salida de la causa.

Trascartón, Ariel Lotito comenzó su declaración y comentó que en 2013 empezó a trabajar para la Brigada Operativa de la División Judicial, que se constituyó por el aumento de homicidios que se venían registrando en Rosario.

El lunes, cuando declaró el jefe de la disuelta División Judicial, Cristian Romero, dijo que la primera hipótesis que hubo respecto del homicidio del “Fantasma” Paz era que había sido “ejecutado con características de sicariato por una deuda impaga”.

Hoy Lotito amplió esos dichos y señaló que “de acuerdo con la hipótesis policial, (los Cantero) fueron los autores intelectuales del homicidio y lo concretaron por medio de sicarios también pertenecientes a la banda”, indicó Lotito.

Lotito sostuvo que, de acuerdo con datos que se fueron reuniendo durante la investigación, el “Fantasma” había recibido del clan Cantero 10 millones de pesos para que los invirtiera en vehículos y concesionarias de autos a nombre de testaferros. Pero, según Lotito, Paz había gastado ese dinero en otras cosas, entre ellas un cargamento de cien kilos de cocaína que fue secuestrado por Gendarmería en Salta, por lo que se quedó sin dinero para invertir y para devolver.

Esa deuda habría sido la que motivó su asesinato, pese a ser el cuñado del Pájaro Cantero.