Impulsan que el aeropuerto sea una sociedad anónima

''

El proyecto para convertir en sociedad anónima al Aeropuerto Internacional Islas Malvinas será tratado en el periodo de sesiones extraordinarias en la Legislatura. La iniciativa anunciada por el gobernador Miguel Lifschitz busca transformar el ente autárquico provincial en una sociedad anónima de capital público. El mandatario santafesino justificó el cambio de estructura jurídica al indicar que le dará “una mayor capacidad de gestión a las autoridades”. El gremio que nuclea a unos 120 trabajadores de la estación aérea, UPCN, encendió su voz de alerta ante la pérdida de derechos laborales que pueda significar el traspaso.

En el medio de los anuncios, las obras siguen en marcha. Desde ayer al mediodía hasta la cero hora de mañana, no habrá actividad aérea en el aeropuerto local debido a los trabajos que se están ejecutando tanto en la pista como en la calle de rodaje Bravo. Allí se están demoliendo lozas y reconstruyendo el área.

Las tareas se enmarcan en el crecimiento de la plataforma de vuelos comerciales, que duplicará los metros cuadrados de superficie llevándolos a 69 mil. Así, la terminal aérea pasará de tener capacidad de tres a ocho aviones estacionados. Serán 600 millones de pesos invertidos, cuyas tareas podrían finalizar en febrero.

En este contexto, avanza el proyecto de reconversión del ente autárquico estatal en una sociedad anónima de capital público. La decisión sigue manteniendo a la aeroestación local por fuera del esquema de privatizaciones a la que fue sometida la mayoría de los aeropuertos del país.

Modificaciones

A comienzos de mes, el propio Lifschitz había asegurado que “además de la tecnología y nuevo sistema de señalización, también estamos pensando en modificar la estructura jurídica del ente para darle una mayor capacidad de gestión a las autoridades y a todo el equipo de trabajo del aeropuerto”.

En concreto, la Casa Gris prepara su proyecto para enviarlo a la Legislatura. Ayer, algunas fuentes indicaron que podría girarse en extraordinarias.

La idea tanto del gobernador como del director del Aeropuerto Islas Malvinas es promover la modernización en la gestión, pero bajo la órbita estatal, para darle mayor capacidad en sus decisiones.

El avance de la iniciativa desató el estado de alerta entre los 120 trabajadores de la terminal, “en defensa de los derechos de los compañeros”, señaló el secretario de relaciones institucionales de UPCN, Marcelo Picardi.

“Queremos conocer en detalle ese proyecto”, planteó el dirigente al recordar que estos trabajadores pertenecen a la administración pública santafesina. “Estamos desde el primer minuto apoyando al aeropuerto, pero en estos cambios tenemos el temor que podrían perderse derechos laborales”, enfatizó Picardi.