Peligra la casa donde vivieron las hermanas Cossettini

''

La casa donde vivieron las legendarias educadoras Olga y Leticia Cossettini corre peligro. El dueño del inmueble, donde hoy funciona un centro de jubilados, decidió ponerlo a la venta y ya les informó a los referentes del lugar que deben desalojarlo a comienzos del año próximo. Ellos, por su parte, solicitaron apoyo a la provincia y a la Municipalidad. “Este espacio guarda la historia de ambas hermanas”, dijo Carmen Zenko, una de las integrantes de la institución.

Las educadoras llevaron adelante una experiencia pedagógica única entre 1935 y 1950 en la escuela Carrasco (la Escuela Serena) mientras habitaban la vivienda, incluso Leticia vivió allí hasta los 100 años. Luego, Amigos del Paraná acondicionó el inmueble para el funcionamiento del centro.

Ayer se supo que el actual dueño de la casa quiere venderla, según consignó Zenko y agregó: “Tenemos las fotos de toda la labor de las docentes en la escuela Carrasco”. Es que la entidad rescató el legado de las hermanas y se ocupa de cuidarlo al punto de que allí funciona una muestra en homenaje a las reconocidas maestras.

Las propias autoridades municipales lo saben. De hecho, en mayo de 2015 la intendenta Mónica Fein visitó la casa que calificó como “un lugar lleno de magia y encanto especial”. En esa ocasión, se dieron cita en ese ámbito del distrito norte representantes de escuelas, clubes y vecinales, que recibieron subsidios para actividades comunitarias.

Zenko, en tanto, se mostró invadida por la nostalgia y dio detalles de la pretensión del propietario del inmueble. “Parece que la casa de calle Chiclana quedó para un sobrino de las hermanas, que la vendió. Ahora, el dueño nos informó que el contrato que habíamos firmado vence en febrero y que su intención es vender nuevamente”, manifestó por La Ocho.

La mujer supuso que “la única salida sería comprar la casa y nadie de los allegados al centro de jubilados tiene el dinero para hacerlo”. Y luego contó con pesar que “la presidenta del centro hizo gestiones con la Municipalidad y con concejales, pero no se obtuvieron respuestas”.

Más tarde, la propia titular de la entidad utilizó el Facebook de La Capital para dejar sus sensaciones. “Más de 300 adultos mayores concurren a los talleres. Toda alegría y enseñanza no hacen mal a nadie. No deseamos conflictos, al alquiler lo cumplimos correctamente. Y el cuidado de la propiedad debe quedar en la provincia, como patrimonio por todo lo que ellas hicieron.