El gobernador quiere darle otro vuelo al aeropuerto

''

El presidente del directorio del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR), Matías Galíndez, confirmó que continúa la obra en calles de rodaje y plataformas por las cuales este martes no había actividad. Aseguró que Miguel Lifschitz enviará a la Legislatura provincial un proyecto de ley para convertir a la aeroestación en una sociedad anónima de capital público y de esta forma, descartó una privatización.

En contacto con el programa Radiópolis (Radio 2), Galíndez se refirió a las obras en marcha: “Son trascendentales para su crecimiento y modernización la reconstrucción de calles de rodaje y duplicación de plataforma. Son 600 millones de pesos invertidos en una obra importantísima que terminará los primeros días de febrero”, precisó.

El funcionario confirmó que este martes está programado el cierre de la aeroestación “durante un día y medio, en el marco de las obras en las calles de rodaje con intersección con la pista”.

Consultado por los periodistas Roberto Caferra y Evelin Machain, Galíndez negó que haya interrupciones en la actividad del aeropuerto durante el verano. También descartó una posible privatización, por el contrario remarcó: “En ningún momento el Estado estuvo tan presente con obras e inversiones”. Luego, destacó que este año se invirtieron 700 millones de pesos y en los próximos tres años están previstos 3 mil millones más en “la nueva terminal”.

En ese sentido, advirtió: “Necesitamos un acompañamiento con una nueva estructira para seguir adelante con la modernización. Nada que ver con un intento de privatización, sino al contrario, más presencia del Estado”. En ese sentido, confirmó que Lifschitz enviará a la Legislatura provincial un proyecto de ley para convertir al aeropuerto en una sociedad anónima de capital público. “Estamos analizando modificar la estructura jurídica del ente para darle una mayor capacidad de gestión a las autoridades y acompañar la modernización de la gestión estatal”, observó.

 

Nueva terminal

A principio de mes, el gobernador anunció el llamado a licitación de la obra “Ejecución nueva terminal de pasajeros. Primera etapa”. El proyecto, diseñado por la Unidad de Proyectos Especiales de la provincia, perteneciente al Ministerio de Obras Públicas de Santa Fe, contempla en esta primera etapa, la creación de un nuevo sector de más de 11.550 metros cuadrados para la atención de vuelos internacionales, con una inversión de 946 millones de pesos y un plazo de ejecución de 18 meses.

 

El nuevo edificio se dispone hacia el norte de la actual terminal donde se ubicarán los diferentes sectores resueltos en tres niveles (planta baja y dos pisos). El proceso de embarque y desembarque de las aeronaves se realizará mediante dos mangas.

Las salas de arribo y partidas tendrán una capacidad para 440 pasajeros. En el nuevo edificio, los pasajeros que arriban se dirigirán al primer piso donde realizarán los trámites migratorios respectivos en un espacioso hall y mediante un sistema de escaleras mecánicas, pedestres y ascensor se transportarán hasta la planta baja donde se alojan los espacios destinados al retiro de equipajes, free shop, control de aduanas y hall de arribos.

En el caso de las partidas, los pasajeros -en esta primer etapa- realizarán el check-in en el actual edificio y luego se dirigirán a la nueva edificación por el lado norte, donde accederán al hall de planta baja. Allí encontrarán servicios de locales comerciales, bar y esperas para utilizar previo al acceso a través del sistema de movimientos que los llevará al segundo nivel para iniciar los trámites correspondientes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y migraciones.

El diseño del edificio contempla aspectos tecnológicos y de eficiencia energética incorporando fachadas vidriadas sostenidas por red de cables y con dobles vidriados de alta prestación térmica, complementándose con sistemas de acondicionamiento térmico que operan economizando recursos en función de la temperatura exterior.

En los próximos meses, el AIR prevé iniciar la construcción de nuevas cocheras sobre el frente de la terminal. Así se elevará el número a 450 espacios y una vez finalizada la primera etapa del edificio de la nueva terminal, este número ascenderá a 700.

Este proyecto es parte de un plan mayor a desarrollarse en distintas etapas que transformará sustancialmente al Aeropuerto de Rosario. La ejecución de la obra de duplicación de la plataforma comercial, la construcción de la nueva terminal de pasajeros, el aumento de espacios de estacionamiento y la diagramación de nuevos accesos vehiculares le permitirá al AIR aumentar su capacidad operativa impactando directamente en el desarrollo comercial y turístico de la región.