La campaña de Xi para el avance de China

''

La llaman “la revolución del inodoro”. Menos épica que “la larga marcha” de Mao Tse-Tung que llevó a la creación de la China moderna, y más modesta que la apertura económica que la convirtió en potencia. Pero, por lo visto, siempre necesaria para seguir avanzando.

Así lo hizo saber el presidente Xi Jinping, que ayer instó a reforzar la campaña que lleva exactamente ese nombre, “la revolución del inodoro”, para mejorar la calidad de vida y alentar el turismo con una mejor infraestructura de baños públicos.

“El tema de los inodoros no es menor, es un aspecto importante de la construcción de ciudades y zonas rurales civilizadas”, dijo el presidente Xi, citado por la agencia estatal Xinhua.

El líder chino, también secretario general del Partido Comunista, señala desde hace tiempo la importancia de la existencia de baños públicos y de mantener la higiene para relanzar la imagen del país de cara al turismo, dos pilares para corregir “las malas costumbres” difundidas a su juicio entre los ciudadanos, sobre todo en el campo.

Durante sus periódicas visitas a las zonas rurales, Xi se informó detalladamente sobre la condición de los baños en el interior del país, y subrayó la necesidad de construir unos más modernos y limpios, algo muy importante para fortalecer el concepto de lo que llamó “nueva vida rural”.

La Administración Nacional del Turismo de China anunció recientemente planes para construir y mejorar 64.000 inodoros entre 2018 y 2020, lo que por ahora sólo cubriría sólo el 19% de los cambios estimados necesarios.