“El municipio deberá asumir la administración de la terminal”

''

El intendente José Corral se refirió este lunes por la mañana a la situación conflictiva que gira en torno al destino de la terminal de ómnibus y a la decisión que tomaron hoy los concejales de la oposición.

 

“Lamentamos mucho que la ciudad haya perdido $ 26 millones de inversión que iban a renovar completamente el acceso y muchos otros aspectos de una terminal que necesita inversiones; y lo iba a hacer un privado que, además, iba a operar y mantener la terminal. Ahora es el Municipio quien va a tener que hacer el mantenimiento de los baños, de la limpieza, etc.. Es un desafío y vamos a conversar con los concejales para ver qué tienen pensado ellos sobre cómo hacer para mantenerla durante los próximos años”, dijo con preocupación.

Aclaró además, uno de los puntos más sensibles que tiene este proceso: el escaso margen de tiempo para otorgar la concesión porque el gobierno Provincial no extendió el comodato de uso del edificio, lo que desalienta a posibles inversores. “Para esta convocatoria trabajamos con 8 años y por eso quizás se presentó una sola empresa porque la provincia no nos alargó ese período, que queríamos que sea de 20 años, a pesar de las gestiones que hicimos. Si tuviéramos más plazo podríamos hacer una nueva concesión, quizás con más oferentes”. 

Es que el terreno donde está asentada la terminal es de la provincia y fue cedido en comodato al municipio en el año 1998, por el entonces gobernador Jorge Obeid, por 10 años, con opción a 20 más. Es decir, debería vencer en 2018. Pero en 2015, la Municipalidad y la provincia dieron de baja ese acuerdo y firmaron uno nuevo por 10 años, sin opción a más. Así las cosas, la Municipalidad puede disponer del edificio hasta 2025, con lo cual puede otorgar la concesión sólo por 8 años.

“Mientras tanto, lo cierto, es que a partir de esta decisión del Concejo, nos perdimos esta inversión, ahora no tenemos operador para la terminal y va a tener que asumirlo el propio Municipio”, dijo el mandatario, quien lo último que quería era tener que trasladar la compleja administración de la terminal de ómnibus al ámbito municipal.

“$ 26 millones para invertir en la terminal no tenemos, y no nos lo dejarían los vecinos que están pidiendo que arreglemos las calles, que limpiemos los desagües, que cambiemos las luminarias. Tampoco nos parece bueno tomar 23 empleados más,o que queden 23 personas pierdan el trabajo. Los concejales que tomaron esta decisión deberán dar cuenta también de los problemas que tengamos en el futuro”, finalizó. 

 

23 empleados

En el medio del conflicto hay 23 empleados de la actual concesionaria que iban a ser tomados por la nueva prestataria. Ahora, es incierto el destino laboral de estas personas.